A la defensa de la literatura

Letras Libres llega a su aniversario número 15 renovada, “con un pie en el pasado, atenta a la tradición, pero tratando de buscar un nuevo rumbo”.

Por Paola López Niño

Letras Libres nació hace 15 años con la intención de dar continuidad –mas no tomar como herencia- a la revista Vuelta, fundada por Octavio Paz en 1976. La conforman un grupo de amigos interesados en el liberalismo como visión del mundo y por lo mismo dicen ser desconfiados del poder y la política. Sin participación activa de funcionarios o políticos, la revista ha utilizado el diálogo, la reflexión y la pluralidad para incitar un debate público de calidad.

Una especie de puente entre culturas, Letras Libres celebra su historia con la edición número 181, que entre otros textos incluye precisamente uno de Octavio Paz llamado Intensidad y Diafanidad. Un cuento inédito de J.M. Coetzee también sorprenderá a los lectores de la revista, que hasta el día de hoy ha recibido la colaboración de más de 150 autores.

Aunque Juan Villoro se centrara en hacerles un cumplido por la fuente tipográfica que usan –Oldstyle-muchos consideran a Letras Libres como un grupo de poder. Sin embargo, el consejero editorial Fernando García Ramírez negó esta afirmación durante una entrevista. Aseguró que se cree que por tener una posición destacada en el medio cultural se les ve como una posición dominante y como parte de un sistema, pero la revista siempre ha tenido como objetivo luchar contra lo que Enrique Krauze llama “el fanatismo de la identidad”, los fundamentalismos políticos y religiosos.

¿Qué sigue? García Ramírez afirmó que a su aniversario, Letras Libres llega renovada, “con un pie en el pasado, atenta a la tradición, pero tratando de buscar un nuevo rumbo”. Las cifras que hasta ahora se han contabilizado señalan que los lectores web suman 450 mil mensuales, mientras que el tiraje es de 30 mil. Viendo hacia el futuro, la revista planea fortalecer la edición electrónica y sus aplicaciones (que ya en el 2014 existen para tabletas) como una manera de consolidar su posición como referencia crítica y cultural para jóvenes de más de 195 países.

Conscientes de que pronto el ejemplar impreso será solo un referente, en Letras Libres están más dedicados que nunca a proporcionar una reflexión continua sobre la realidad nacional en varias plataformas. Sobre ese tema, García Ramírez comentó que están buscando incluir más una crítica a los poderes fácticos, a la televisión y, pronto, al PRI, pieza que han aplazado para ver cómo el país evoluciona bajo su mandato.

Sin embargo, la revista se mantiene sobre todo en el ámbito, no político, sino cultural del país. Como lo expresaría García Ramírez: “somos una revista cultural, no política, y nuestro principal objetivo es la defensa de la literatura”.

Con información de: Reforma en línea, ARCE (Asociación de revistas culturales de España), Crónica, Notimex

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s