La polémica de Octavio Paz

A exactamente 100 años del nacimiento del premio Nobel de literatura mexicano, Octavio Paz, el poeta y ensayista Armando González Torres analiza en esta entrevista la relevancia cultural de Paz, así como la necesidad de leerlo sin caer en fanatismos.

Por Paola López Niño

Gran lector y crítico de Paz, Armando González Torres (Ciudad de México, 1964) le dedicó en 2002 la publicación de sus ensayos Las guerras culturales de Octavio Paz para seguir este año con Itinerario Crítico, una antología de los textos políticos del Nobel. Aunque nunca se atrevió a conocer al autor, en esta entrevista González Torres nos da a conocer su postura frente a la obra de tan protagónico personaje, a la vez que admite que la admiración siempre debe ir acompañada de la crítica.

¿Cuál es la relevancia de Paz en el plano cultural tanto nacional como internacional?

Creo que todavía no evaluamos adecuadamente la dimensión de Octavio Paz en el pensamiento y en el arte del siglo pasado. Fue de los pocos autores en la lengua española que durante el siglo XX logró colocarse en un lugar protagónico en el espacio internacional. Yo creo que vale preguntarse si existe otro autor en la lengua española que haya ejercido una influencia tan vasta tanto en el arte como en el pensamiento de su época, porque uno puede pensar en un poeta que le guste más o en un pensador que tenga una obra más consistente, sin embargo, alguien que en ambos campos haya ejercido tanta influencia y haya emprendido una obra tan variada y tan ambiciosa es prácticamente imposible de encontrar. Esto es sumamente importante para entender a Paz. Era un pensador con una dimensión auténtica en el ámbito internacional pero a la vez hay que considerar que fue un autor profundamente interesado a su circunstancia y con una preocupación íntima por México. Fue crítico de la época, de la derecha y de todos los ángulos del sistema político, pero era tanta su influencia que su presencia no sólo era intelectual sino también pasional.

¿Cuál es su legado en el pensamiento liberal?

Él fue alguien que combinó de manera muy peculiar diversas vertientes del pensamiento moderno. Era un liberal pero no necesariamente un liberal económico o doctrinario, sino que era alguien que respetaba profundamente las libertades. Él nunca dejó de considerarse como alguien de una izquierda democrática, moderada y dialogante. Siempre criticó la desigualdad que generaba el mercado y buscaba un cambio, pero siempre un cambio realista, gradual e incluyente.

 En su texto “Reyertas Ejemplares” usted menciona que nada refleja más a un personaje, a una época o a un país, que su forma de hacer polémica, ¿cuál fue la forma de Paz de hacer polémica?

Yo creo que fue una forma poco usual en México. Su convicción intelectual estaba pensada en la necesidad de argumentar y pelear de una manera pública y dirigida a la salud de la vida intelectual. Finalmente la polémica contribuye a crear argumentos, a persuadir, a dejar testimonio público de posiciones encontradas y obliga a repensar sus propios argumentos, a salir de estos círculos de pensamiento. En ese sentido el legado polémico de Paz es muy valioso, sobre todo junto con algunos de sus antagonistas que discutieron asuntos que hoy nos parecen ya saldados pero que eran muy importantes en su época.

En el mismo texto menciona que nunca se atrevió a conocerlo personalmente, ¿por qué?

Primero por timidez, y luego porque yo desde joven fui un lector voraz y apasionado de la obra de Paz. Su obra te introducía en una extraordinaria ambivalencia, por un lado una fascinación y por el otro ciertas actitudes a sus ideas. Entonces, tuve la idea de escribir en algún momento sobre él y de alguna manera temía que una personalidad tan carismática y una influencia tan poderosa como podía ser la de Paz afectaran la escritura. No aproveché las oportunidades de haberlo conocido y preferí mantener una relación muy cercana con sus libros.

¿Por qué Paz necesita al lector crítico? ¿Hemos alabado demasiado sus ideas sin discutirlas?

El problema es que nos vamos a los extremos. La obra de Paz es una obra controvertible, que tiene muchísimas facetas ya que él era un autor con una curiosidad intelectual desbordante. Yo creo que hay aportaciones extraordinarias  y otras que son más discutibles. En este sentido Paz es un autor abierto y deja un campo muy fecundo de análisis.

 ¿Cuál es la relevancia del un libro como Itinerario crítico?

Itinerario crítico es una selección que yo hice de los textos políticos de Paz que tiene una particularidad importante. Creo que lo que se conoce menos es al Paz joven y lo que hace el libro es incluir desde sus primeros ensayos hasta los últimos textos políticos que escribió. Con la selección se puede ver una evolución intelectual de su pensamiento y se puede notar cómo ya un hombre octogenario y muy enfermo seguía obsesionado con descifrar nuestro presente.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s