CINE: “Gravity”, suficientemente británica

En febrero pasado, la película del mexicano fue premiada en una categoría de filmes británicos, lo que encendió un debate sobre su nacionalidad.

Por Andrea Martínez de la Vega

En la ceremonia de entrega de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA, por sus siglas en inglés) Gravity, de Alfonso Cuarón, ganó el premio a Película Británica Destacada en febrero pasado.

El anuncio de su nominación y subsecuente triunfo en dicha categoría incitó críticas por parte de algunos miembros de la comunidad cinematográfica inglesa. Por un lado, se reprocha que los premios británicos se rindan ante grandes producciones de Hollywood a expensas de películas locales más pequeñas. Por otro, se cuestiona si realmente se puede considerar a Gravity como una película inglesa.

En cuanto a las dudas sobre lo británica de su película, Cuarón respondió con algo de humor. Especificó que “Gravity definitivamente cuenta con todos los requerimientos [para ser elegible como británica], excepto un par de mexicanos que vinieron – legalmente, debo decir… y un par de estrellas estadounidenses. El resto es una película que fue completamente rodada en este país, desarrollada en este país”.

Más allá de lo que el director mexicano pueda decir, y a pesar de las quejas de otros personajes del medio, las reglas de elegibilidad establecidas por la BAFTA para la categoría en cuestión sí permitían la nominación. Éstas son: tener participación creativa británica significativa y ser certificada como británica por el Instituto de Cine Británico (BFI).

Ahora bien, éste último ofrece a su vez tres diferentes maneras de definir si una película es británica o no. Dos de ellas se refieren a coproducciones. La tercera, a través de la cual Gravity obtuvo su estatus de inglesa, una especie de test cultural. Éste evalúa si un filme refleja aspectos culturales británicos, si representa la creatividad inglesa y si fue realizada en lugares y por personas pertenecientes a dicha nación. Se necesitan 16 puntos de 31 para pasar la prueba.

Así, en la lista que ofrece el BFI y que abarca desde el 2007 hasta la fecha, pueden encontrarse varias películas que tal vez en primera instancia no serían consideradas inglesas por el gran público, pero que gracias al test entran en dicha categoría. Tal es el caso de la dos últimas entregas de Batman (El Caballero de la Noche y El Caballero de la Noche Asciende), la película del héroe de Marvel Capitán América: el primer vengador, la superproducción de Ridley Scott, Prometeo, el musical Mamma Mia! e incluso Rápidos y Furiosos 6.

El caso específico de Gravity, a pesar de contar con un director mexicano, estrellas estadounidenses y el respaldo de la también estadounidense Warner Bros., se diferencia de otros por su productor, su estudio de efectos especiales, y tal vez en menor medida, su musicalización. Estos elementos creativos son los que respaldan y justifican en gran medida la nominación.

El primero es David Heyman, propietario de Heyday Films y productor también de todas las entregas de Harry Potter. La nominación del filme del espacio a Película Británica Destacada es ya la segunda para la dupla compuesta por el director mexicano y el inglés. En el 2005 Harry Potter y el Prisionero de Azkaban compitió y no ganó en esta categoría.

El segundo es Framestore, estudios con base en Londres que dedicaron más de tres años a los efectos especiales del filme. El tercero es Steven Price, quien participó en su momento en el departamento musical de dos entregas de El Señor de los Anillos. Gravity fue premiada también las categorías correspondientes a estos dos (Mejores Efectos Especiales y Mejor Música Original).

Respecto de la competencia, por algunos denominada “injusta”, entre el presupuesto y producción de la película de Cuarón y otras nominadas en la misma categoría, Fernando Moreno, académico de la UIA y crítico de cine, opina que “la calidad de una película no depende del dinero que se invirtió en ella”. Menciona como ejemplo una película estadounidense del año pasado, ‘Beasts of the Southern Wild‘, una cinta independiente de muy bajo presupuesto (…) es uno de los mayores éxitos en cuanto a crítica y premios de esos 12 meses”.

En relación a lo británica de Gravity, Moreno responde que “es muy complicado definir cual es la ‘nacionalidad’ de una película”. Agrega que, a su parecer, “no es inglesa del mismo modo que no es mexicana”. Sin embargo, reconoce la calidad del filme al decir que “puede merecer el premio de mejor película en cualquier país”.

 

 

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s