La Fiera sucumbió ante su ‘coco’ libertador y murió en La Paz

León no pudo vencer a Bolívar, por cuarta vez en esta Libertadores y quedaron fuera de la misma en la altitud de La Paz, al empatar con los bolivianos a un gol, que superaron los dos que recibieron en León de visitantes cuando también empataron; Rafael Márquez se fue expulsado al 77, por una plancha criminal. 

Por Oliver Betancourt

El León de Gustavo Matosas tenía que ir a La Paz este martes a vencer a Bolívar en una sede hostil para cualquiera que la visita, el Estadio Hernando Siles, una auténtica fortaleza boliviana, que hizo su trabajo combinada con la altitud de la ciudad, para impedir a los Panzas Verdes su cometido y ver al local en la siguiente ronda de Libertadores.

El encuentro comenzó por la noche, ante un estadio repleto de gente que no paró de alentar al cuadro sudamericano, incluido el mismo Evo Morales, presidente de Bolivia y conocido por su afición al futbol, quien vio todo el encuentro desde su palco.

Tan sólo pasaron cinco minutos para que la Fiera abriera el marcador por medio de un cabezazo certero de Arizala, que tras un error de la zaga, aprovechó para colocarse bien y ser objetivo de un centro de Navarro, que remató al primer poste ante el vuelo del arquero Quiñónez, que no logró sacarla.

La Fiera tomó el control de la esférica y puso hielo al partido, pues con ese gol de ventaja estaban del otro lado, empezaron a tocar, dejar que los sudamericanos hicieran el esfuerzo y llegaban de repente con peligro, pero sin arriesgar demasiado.

Pasada la media hora del encuentro, Bolívar tomó confianza y empezó a robar el balón hasta que consiguió el empate tras una mala marca de los esmeraldas, que la perdieron saliendo y luego Magallón permitió un centro al área, que fue peinado y terminó en los pies de Eguino, que remató y regresó el pase al conjunto azul, pese al desvío de Yarbrough, que no fue suficiente.

A partir de ahí, León tenía que anotar forzosamente otro, pero parecía que habían enfriado tanto el encuentro, que ni ellos mismos podían conjuntar su juego de toque, ni su ataque característico y agobiante. El cuadro sudamericano se echó atrás y se dedicó a contragolpear, robando cada balón impreciso de los Panzas Verdes, que claramente afectados por los 3 mil 650 metros de altitud de La Paz, se dedicaron a fallar un sinfín de pases y hasta con el mismo control del balón, pero siempre con garra y entrega.

La Fiera no dejó de intentar atacar, pese a que en el minuto 77 reapareció el “Rafa” Márquez que todos conocemos, desesperado por el resultado, brincó en un balón dividido a enterrarle los tacos en la espalda baja al rival, para recibir la tarjeta roja, que ya es como una cuota para él, cada que se ve abajo en un momento importante.

Así es como los esmeraldas se quedaron sin su mejor hombre en la cancha y sin aliento para lograr si quiera terminar una jugada que le pueda causar alguna inquietud al cuadro dirigido por “el Bigotón” Azkargorta, que dejó fuera al León y espera al vencedor de la serie entre Santos Laguna y Lanús.

Fotografía tomada de EFE

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s