Recibe Elena Poniatowska el Premio Cervantes

La periodista y escritora mexicana viajó a España para recibir el galardón más importante de las letras en español.

Por Paola López Niño

La escritora mexicana de origen polaco Elena Poniatowska, recibió hoy el Premio Miguel de Cervantes 2013 de manos del Rey Juan Carlos en un acto celebrado en la Universidad de Alcalá de Henares -a 20 km de Madrid- por su trayectoria literaria y periodística. Al acto asistieron los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, el presidente, Mariano Rajoy y el ministro de cultura, José Ignacio Wert, entre otros.

Poniatowska es la cuarta mujer en recibir el Premio – contra 35 hombres que lo han ganado-, pero la primera de ellas en subir al púlpito. Ana María Matute lo recibió en silla de ruedas, María Zambrano no pudo asistir y María Loynaz mandó a un representante. Por otro lado, es el quinto mexicano, tras Octavio Paz, Carlos Fuentes, Sergio Pitol y José Emilio Pacheco, en ganar el Cervantes.

Vestida con un elegante traje tradicional mexicano rojo y amarillo, que le regalaron mujeres indígenas de Juchitán (Oaxaca), la escritora de 81 años inició su discurso recordando al recientemente fallecido Gabriel García Márquez.

“Antes de Gabriel García Márquez, éramos unos condenados de la tierra. Con sus Cien años de Soledad, García Márquez le dio alas a América Latina. Y es ese gran vuelo el que hoy nos envuelve y hace que nos crezcan flores en la cabeza”, dijo la autora de La Noche de Tlatelolco.

Sobre el premio Cervantes, Poniatowska confesó que en su vida profesional no había vivido un acontecimiento más grande “como este premio que se otorga a una Sancha Panza femenina, que es una escritora que no puede hablar de molinos, porque ya no los hay, y en cambio lo hace de los andariegos comunes y corrientes que duermen a la buena ventura, y confían en una cronista impulsiva que retiene lo que le cuentan”.

Además de denunciar el eclipse que han vivido y viven las mujeres, la autora de Hasta no verte recordó que el periodismo también puede ser literatura y que la lectura y la cultura son esenciales para el ser humano, en especial en un continente donde el índice de analfabetismo es muy alto, la pobreza aumenta y los gobiernos no le ponen atención a los pobres.

“Antes de que los Estados Unidos pretendieran tragarse a todo el continente, la resistencia indígena alzó escudos de oro y penachos de plumas de quetzal y los levantó muy alto cuando las mujeres de Chiapas, antes humilladas y furtivas, declararon en 1994 que querían escoger ellas a su hombre, mirarlo a los ojos, tener los hijos que deseaban y no se cambiadas por una garrafa de alcohol”, dijo.

También el rey Juan Carlos destacó su compromiso con los más desfavorecidos: “La humanidad es el centro de gravedad de la obra de Elena Poniatowska. La necesidad de dar voz a los desfavorecidos, de poner en evidencia las contradicciones del progreso, de denunciar la discriminación social y toda clase de injusticias, conforma el espíritu se su producción literaria”.

 Con información de: El País, Reforma y El Universal
Foto: Getty Images

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s