Escocia decidió su futuro

La independencia de Escocia dependía del resultado que se obtuviera tras el referéndum celebrado el pasado jueves.

Por: Eduardo Aguilar

Alexander Salmond es el líder del Partido Nacional Escocés (PNE) y, desde 2007, es el cuarto Primer Ministro en la historia de Escocia. Este 18 de septiembre es el día más importante de su carrera política.

Bajo el mandato de Salmond, el PNE comenzó a promover un referéndum entre la población escocesa para conocer su postura frente a una posible separación del Reino Unido. En marzo del año pasado, el Gobierno escocés anunció que la votación se llevaría a cabo el 18 de septiembre de 2014, año en el que se celebra el 700 aniversario de la batalla de Bannockburn: una importante victoria del ejército escocés durante la Primer Guerra de Independencia de Escocia.

El referéndum, que podría terminar con más de 300 años de unión en el Reino, puso en marcha una campaña de propaganda escocesa y encendió las alarmas en Downing Street. Ambos lados comenzaron campañas llamadas “Yes” y “No, Thanks”, respectivamente.

“Yes” basa sus argumentos en la forma en que el Gobierno del Reino Unido maneja los impuestos. Escocia aporta al Reino Unido 53 mil millones de libras al año en forma de impuestos, esto representa 800 libras más que el ciudadano promedio de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte.

Por su parte, “No, Thanks” (No, Gracias) ha promovido el slogan “Better Together” (Mejor Juntos), además de advertir a Escocia que, en caso de independizarse, el Reino Unido no le permitiría mantener la libra esterlina como moneda oficial. Expertos como Robert Peston, experto en economía de la BBC, temen que el cambio de divisa genere un profundo impacto económico. La primera vez que las encuestas mostraron al “Sí” adelante, la bolsa inglesa vio una recesión del 2%. Por si fuera poco, empresas de la talla del Royal Bank of Scotland han advertido sus intenciones de abandonar Edimburgo si Escocia consigue su independencia.

El referéndum se llevó a cabo entre ciudadanos residentes de Escocia, incluso si no son escoceses de nacimiento, siempre y cuando cuenten con un pasaporte comunitario. De acuerdo con cifras oficiales, el número de votantes registrados es de cerca del 97% de la población, por lo cuál se esperaba una participación sin precedentes. Las casillas cerraron a las 10 de la noche, hora local, y se espera que los conteos estén listos a las 7 de la mañana.

Las primeras encuestas mostraban una amplia ventaja para el “no”, pero las más recientes están demasiado cerradas para ser contundentes y las distintas encuestadoras publican resultados contradictorios diariamente.

En la última semana, David Cameron, Primer Ministro de Reino Unido, declaró que se sentiría muy triste de que se fracturara la familia que estos países han creado, mientras que Isabel II imploró a los escoceses que no la dejaran ser la última Reina de Escocia. Mariano Rajoy, Presidente español que se ha enfrentado a las exigencias de Cataluña de un referéndum similar, dijo que los deseos de separación de Escocia son un torpedo que fractura el deseo de unión que Europa pretende impulsar.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s