Lewis Hamilton, el caballero de la noche

Con 3 millones 180 mil watts de iluminación, se corrió el Gran Premio de Singapur en el Marina Bay Street Circuit, carrera característica por haber sido la primera nocturna en toda la historia de la Fórmula Uno.

Por: Oliver Betancourt

Para no variar, Mercedes se llevó el primer puesto, como ha sido dominante durante todo el Mundial, mas no sin contratiempos, pues Nico Rosberg sufrió serias fallas en su bólido y tuvo que abandonar, cediendo así el número uno del mundo por tres puntos a Lewis Hamilton, quien realizó una carrera impecable.

Rosberg, quien iba a partir segundo en el orden, no pudo realizar la vuelta de calentamiento por problemas con su volante, aunque más tarde pudo iniciar la carrera desde los boxes, sólo para abandonar en las primeras vueltas de la carrera, tras un pésimo rendimiento de su monoplaza, que no paraba de fallar en la electrónica.

Hamilton, por el contrario, dominó de principio a fin en Singapur. Superó cada obstáculo que pudo haber tenido y manejó como si hubiera estado solo en la pista, haciendo a la perfección hasta el más mínimo detalle. Incluso, cuando tuvo que sacar una ventaja de 25 segundos al final de la carrera para poder entrar a pits y mantener la punta, lo hizo como si fuera la tarea más fácil, como lo hiciera Schumacher en Hungría en 1998 para vencer de manera legendaria a Coulthard y Hakkinen, en una de sus mejores carreras.

La carrera pareció tener dos capítulos: el primero lo dominó el piloto británico y logró una ventaja brutal, pero a mitad del evento, una colisión entre Pérez y Sutil hizo que el mexicano perdiera el alerón delantero y el safety Car se hizo presente, como en todos los Grandes Premios que se han disputado en el primer circuito callejero asiático.

Gracias a la bandera amarilla provocada por el incidente, los bólidos se volvieron a juntar por varias vueltas y se tuvieron que replantear tácticas. Fernando Alonso aprovechó para cambiar a las llantas blandas, en aras de terminar la carrera con ellas y tratar de vencer a Hamilton cuando éste entrase a pits, aunque finalmente sólo consiguió un cuarto puesto.

El podio lo completaron Vettel y Ricciardo, con el respectivo dos y tres para Red Bull, quienes habían largado desde el tercero y cuarto puesto y simplemente mantuvieron la posición.

Por su parte, Esteban Gutiérrez tuvo que abandonar antes de cumplir un tercio de las vueltas e hizo una rabieta al regresar a boxes, aventando sus guantes y retirándose claramente molesto por las fallas de su Sauber, tras haber alcanzado una séptima posición momentos antes.

Quien brilló con su volante fue Sergio “Checo” Pérez, quien cambió a las gomas superblandas a 18 vueltas del final y remontó 10 posiciones desde el lugar 17. Con algunos rebases espectaculares, voló para terminar en séptimo lugar.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s