Escocia rechaza independencia

Tras el resultado obtenido en el referéndum del pasado jueves, el Primer Ministro Alex Salmond renunció a su cargo; este proceso podría ser el inicio de independencia para otros Estados.

Por: Eduardo Aguilar

Una semana después de que Escocia votó de forma clara para rechazar su independencia de Gran Bretaña, el referéndum ha provocado una serie de cambios políticos en la estructura gubernamental de la isla.

Roman Gerodimos, profesor de Temas Globales de actualidad en la Universidad de Bournemouth, considera que el cambio dio inicio a un efecto dominó que acerca a Gran Bretaña a un sistema federal similar al de México, en el que los gobiernos nacionales tienen más independencia del gobierno de la Unión. Esto después de que Londres prometiera mayores facultades a Escocia, provocando peticiones similares de Gales e Irlanda del Norte.

La campaña del “NO” alcanzó la victoria. De acuerdo con Gerodimos, sin apelar al sentimiento nacionalista, se utilizó una campaña de miedo para desmostrar a los ciudadanos escoceses lo mucho que su país dependía económica y geo-políticamente del resto de Gran Bretaña.

Tal vez es por esta ausencia de sentimiento que la población escocesa reaccionó al resultado con cierta apatía. “Hay discusión sobre los pros y contras incluso después del 18 de septiembre, pero la gente no ha tenido reacciones fuertes al respecto. Tal vez es porque Edimburgo fue un no definitivo, pero no hay mucho más que algunos apasionados estados de Facebook”, dijo Eleanor Mackenzie, estudiante de la Universidad de Edimburgo.

El referéndum en Escocia es una señal de las cosas que están por venir en Europa y el resto del mundo occidental. Para Gerodimos, la ausencia de una verdadera potencia mundial con control absoluto provoca que se pierdan identidades nacionales en los lugares en los que siempre han existido movimientos separatistas, como en Cataluña, Escocia y Quebec.

Ahora los ojos del mundo voltean precisamente a Cataluña, Artur Mas, Presidente del Gobierno catalán, ha dado una serie de declaraciones en las que ha dejado claro que Cataluña pretende llevar a cabo su propio referéndum.

A diferencia de Escocia, que contaba con el apoyo de Londres, Madrid no está a favor de que se lleve a cabo esta votación, además, el resultado no daría al territorio español la independencia automática, sino que se trataría sólo de una declaración de intención y voluntad de la población.

José Manuel García-Margallo, Ministro español de Asuntos Exteriores consideró que el triunfo del “NO” en Escocia es una buena noticia para Gran Bretaña, Europa y España. Además, ha mencionado en múltiples ocasiones que un referéndum estaría fuera de la Constitución española. Sobre el papel de Artur Mas en la campaña a favor de la consulta, Margallo dijo que cuando una persona se mueve fuera de las soluciones posibles, es evidente que no quiere resolver el problema.

A pesar de la oposición de Madrid, la consulta catalana está planeada para el próximo 9 de noviembre.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s