¿Qué hacen los “Burros” del Poli?

Explicación breve sobre lo que está sucediendo con los burros blancos del IPN y cuál es el ambiente que se vive en el movimiento estudiantil.

Por Xiadanni R. Reyes

Ninguno de los estudiantes están en las aulas, la mayoría están en las calles marchando, otros cuidando las instalaciones y algunos otros no han decidido aún si sumarse a sus compañeros o seguir en sus casas. Lo cierto es que hasta el momento se ha generalizado el paro en 39 de las 44 las Escuelas Superiories, Vocacionales y Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT). La razón de esto son las modificaciones al reglamento interno del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Todo comenzó el 17 de septiembre, cuando la Escuela Superior de Ingeniería Civil y Arquitectura se manifestó en contra del cambio en el plan de estudios. Alumnos de los primeros semestres se quejaron de haber sido engañados por autoridades del IPN sobre la aplicación del plan de estudios, pues cuando pidieron informes de dicha ingeniería se les dijo que de entrar en agosto a estudiar llevarían el plan 2004. Sin embargo, durante la semana de inducción se les dijo que debían llevar uno nuevo.

La tira de materias del plan de estudios 2014 fue modificada por completo con respecto a la anterior. Sin embargo, de acuerdo a los estudiantes, no se les explicó en qué consistían los nuevos contenidos. Los maestros consideran que no es un plan con las bases suficientes para formar a un ingeniero civil. El documento en cuestión no se consultó con los integrantes de la comunidad politécnica.

la foto 1

Foto tomada por Xiadanni Rojas

A lo anterior se suma el cambio de reglamento, que se llevó a cabo con la misma dinámica, y que atenta contra los principios de la institución. Si  se compara  el  reglamento de  1998  con  el que  se  propone, se puede ver  que hay un cambio de la filosofía social a una productiva.

En  el  reglamento vigente se establece que las investigaciones que lleve a cabo el Politécnico tendrán la finalidad de “mejorar la calidad de vida de la población, y a la conservación y uso sustentable de los recursos naturales de la Nación”  y  el  anteproyecto,  de  acuerdo  con  el  Capítulo V,  dice  que deberá “contribuir  a la atención  de los  proyectos  estratégicos,  así  como  a  establecer  mecanismos para  fomentar  la relación  del  Instituto  con los sectores productivos del país”.

Consulta aquí el Anteproyecto del Reglamento Interno del Instituto Politécnico Nacional

El resultado de estos cambios es una marcha como la que se llevó a cabo el pasado jueves 25 de septiembre en las cercanías de las instalaciones de Zacatenco. Se habló primero de 5 mil estudiantes, después de 15 mil, y finalmente algunos aseguran que fueron más de 20 mil personas las que inundaron la Avenida Montevideo. Más de un “huélum” se escuchó esa tarde, y poco después se produjo un video en el que los estudiantes exponen los motivos del paro.

(Atención: los estudiantes empiezan a hablar después de un minuto de video)

Para el día siguiente ya se habían declarado en paro más de la mitad de las Escuelas Superiores del Casco de Sto. Tomás y tres cuartos de Zacatenco. Alumnos, maestros e integrantes del personal administrativo montaron guardia desde un día antes afuera de los edificios donde regularmente se imparten clases de cálculo y termodinámica. Todo con el fin de hacerse cargo de su alma máter.

Foto tomada por Xiadanni Rojas

Fotos tomadas por Xiadanni Rojas

la foto 3

Desde  ese  día cobijas, agua, papel de baño, café, comida y cigarros se han compartido por turnos. Jóvenes van y vienen por todo Zacatenco, unos con altavoces, otros repartiendo volantes, la mayoría con mochilas.

Contrario a la creencia popular, el estudio sigue. Si bien no con la misma regularidad, sí con el mismo entusiasmo. Se ven letreros en las entradas de los edificios y en los teléfonos públicos con horarios de clases, otros estudiantes ya se ponen de acuerdo por medio de Facebook para compartir archivos. Es imposible asegurar que ésste sea el caso de la mayoría de los estudiantes.

En los jardines se ven grupos de jóvenes reunidos alrededor de maestros, discutiendo cuáles serán sus peticiones. Varios despistados se topan con laboratorios cerrados y con cárteles que los invitan a sumarse al movimiento estudiantil.

Foto tomada por Xiadanni Rojas

Foto tomada por Xiadanni Rojas

No entra nadie que no tenga credencial del IPN. No se permiten porros: es un movimiento pacífico y con miedo a no ser tomado en serio. El plantel sigue vivo, con la misión de estar al servicio de la patria.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s