Tom en la granja

Tom en la granja es la historia de una pérdida y de lo que somos capaces de hacer para superarla.

Por: Lucía Romo de la Fuente/ Editora: Diana Isabel Torres Goñi

Michel Marc Bouchard, dramaturgo de Tom en la granja, dice que “antes de aprender a amar, los homosexuales aprenden a mentir. Somos unos mitómanos valientes”.

Tom en la granja, que se presenta hasta el 26 de octubre en el Foro Lucerna del Teatro Milán, es una obra que precisamente nos lleva a reflexionar esto, nos hace cuestionarnos sobre las mentiras que cotidianamente decimos a nuestros familiares, con las mejores intenciones de protegerlos y de ahorrarles dolor y sufrimiento.

tom2

Tom (Pedro de Tavira Egurrola) es un joven que, con la esperanza de sentirse reconfortado y compartir su dolor, va hasta la casa de su  fallecida pareja que murió en un trágico accidente. Allí se encuentra con Agathe (Verónica Langer), la madre del difunto, y con Francis (Leonardo Otrizgris), el hermano del mismo; Tom descubrirá las mentiras que su pareja le decía a su madre para ocultar su homosexualidad y su relación con él. Francis es consciente de la verdadera naturaleza de su hermano y reconoce a Tom de inmediato, y lo amenaza violentamente y prohíbe revelarle la verdad a su madre. Tom se ve forzado a sostener la mentira de que Sara (Alaciel Molas), una compañera de trabajo de ambos, es la verdadera novia del difunto.

Tom y Francis entran en una dinámica que oscila entre la violencia y el erotismo en la que ambos, como por instinto de supervivencia, se vuelven dependientes uno del otro. Al principio no entendemos por qué Tom acepta la violencia, el maltrato, la humillación y la mentira; pero conforme se desarrolla la obra, entendemos que es la única forma en la que encuentra consuelo ante su pérdida. Del mismo modo, la madre y Francis, empiezan a depender de Tom y de que éste continúe con el juego, para sostener la frágil mentira que han tejido entre todos.

En la obra vemos cómo las mentiras llevan a situaciones límite y cómo somos educados para soportar el dolor con tal de proteger las apariencias. Pareciera que lo que no se dice no sucede y por ello existe una autocensura; “ojos que no ven, corazón que no siente”.

tom3

La actuación del elenco es muy buena, los actores muestran con destreza personajes con un amplio rango de emociones. Podemos ver escenas muy bien ejecutadas, ya sean de violencia, de ternura, de erotismo, de euforia, de tristeza o de rabia.

La escenografía de Jorge Ballina es excelente porque con pocos elementos, se crean espacios y atmósferas que se transforman con simplicidad. El director, Boris Shoemann, sabe aprovechar tanto el espacio como el texto para presentarnos una historia que nos cautiva desde el primer minuto y que nos lleva de la mano a experimentar miles de emociones.

No se pierdan esta gran obra que estará por 3 fines de semana más, cerrando temporada el 26 de octubre. La obra se presenta los viernes a las 20:45, sábados a las 19:00 y 21:30 y domingos a las 18:00.

Trailer:  

Dramaturgia Michel Marc Bouchard
Dirección Boris Shoemann
Elenco Verónica Langer, Pedro de Tavira Egurrola, Leonardo Ortizgris y Alaciel Molas
Lugar Foro Lucerna (Teatro Milán)

Lucerna 64 esquina con Milán, Colonia Juárez

Horarios Viernes 20:45, sábados 19:00 y 21:30 y domingos a las 18:00
Costo $300 en taquilla o Ticketmaster
Duración 110 min sin intermedio
*El teatro cuenta con Valet Parking
Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s