La decisión brasileña: Rousseff vs. Neves

El próximo 26 de octubre Brasil celebrará la segunda vuelta en los sufragios electorales, donde Aécio Neves busca desbancar a Dilma Rousseff de la presidencia, mientras que esta última espera un reelección.

Por: Eduardo Aguilar/Editora: Alejandra García Hernández

Brasil enfrenta este fin de semana un momento de decisión con opciones diametralmente opuestas. Por un lado está Dilma Rousseff (Partido del Trabajo, PT), actual Presidenta del país amazónico que fue una guerrillera marxista y sufrió encarcelamiento y tortura como castigo por sus esfuerzos para derrocar el régimen dictatorial militar en la década de los 70.

Su oponente es el sorprendente Aécio Neves (Partido Social Demócrata Brasileño, PSDB), un aristócrata político pro negocios que pasó de ser tercero en las encuestas a encontrarse a un paso de cumplir con el destino de su abuelo, quien fue elegido Presidente pero murió antes de que pudiera asumir el cargo.

Las recientes encuestas presentan un empate técnico, es decir, la distancia entre ellos es menor al margen de error de dichos sondeos. Sin embargo, al principio de la elección el panorama era muy distinto.

Al inicio de las campañas presidenciales, los tres candidatos más populares eran Aécio Neves, Dilma Rousseff y Eduardo Campos. Lamentablemente, Campos murió en un accidente de aviación el 13 de agosto de este año. Su partido, el Partido Socialista de Brasil (PSB), decidió nombrar a Marina Silva como nueva candidata. Silva, que fue compañera de fórmula de Campos y ya contaba con experiencia en elecciones presidenciales, ganó popularidad rápidamente.

Las encuestas de Ibope mostraban a Silva y Rousseff en un empate técnico el 29 de agosto, sin embargo, la fórmula del PSB se desinfló poco a poco y Neves ganó terreno. Fue así que en la primera ronda de elecciones, el 5 de octubre, Neves venció a Silva pese a que nunca había estado por encima de ella en las encuestas.

Después de esta derrota, la Bolsa de Valores brasileña tuvo un ligero repunte ante la posibilidad de que Neves gane también la segunda ronda, pues ni Silva ni Rousseff cuentan con el visto bueno del sector económico brasileño, el cual aprecia la postura pro negocios del candidato del PSBD.

Debido a que Rousseff no alcanzó una mayoría absoluta en la primera ronda de votación, ahora Brasil se prepara para ir a las urnas una vez más, el próximo 26 de octubre, para elegir a un ganador que todavía no es evidente. De ocho encuestas realizadas este mes, tan sólo una muestra una diferencia de más de dos puntos porcentuales, mientras que el porcentaje de indecisos se encuentra por encima del 5 por ciento.

Ahora, el mayor obstáculo para Rousseff es convencer a los votantes que en la primera ronda se inclinaron por Marina Silva. La candidata del PSD ya ha dado su apoyo de forma pública a Neves, con la esperanza de unir fuerzas para evitar la reelección de la actual presidenta.

Críticos como Edmund Amann, experto en desarrollo social de The Guardian, se preguntan si el vencedor de la próxima elección brasileña, sea quien fuere, será capaz de regresar al país sudamericano al sendero del desarrollo, pues tanto el pueblo brasileño como organismos internacionales han expresado su preocupación por el freno que se ha dado en el desarrollo de la séptima economía más grande del mundo.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s