Sexualidad y Género: Una conferencia provocadora

Una crónica sobre la presentación de Marta Lamas, antropóloga y feminista, donde invitó a la reflexión sobre el concepto de género en la actualidad y la necesidad de seguir luchando por la equidad hombre-mujer y no discriminación por preferencias sexuales.

Por: Andrea Molina Balleste

La reconocida activista mexicana, directora de la revista Debate Feminista y colaboradora en la revista Proceso, se presentó el pasado jueves 30 de octubre, en el Auditorio Yellizcalli de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para dar la conferencia Sexualidad y Género. Junto con otros ponentes formó parte del Seminario Universitario de la Modernidad, creado en el 2004 para promover el intercambio de la experiencia social con proyectos que aborden el tema de la modernidad del siglo XXI.

 A la una de la tarde, las puertas del auditorio Yellizcalli se abrieron para recibir alumnos, maestros y a todos aquellos interesados en asistir. En cuestión de minutos, todos los asientos del auditorio se ocuparon y comenzó a sentirse un calor humano que poco a poco se apoderó del aire fresco. Las escaleras, se transformaron en asientos de dos personas dejando un espacio de pocos centímetros para aquellos que pretendían buscar lugares restantes.

Las tres ponentes, Alma Rosa  Jiménez, Raquel Serur y Marta Lamas se encontraban sentadas mirando a la audiencia. Alma Rosa Jiménez, organizadora del Seminario, comenzó la conferencia agradeciendo a los alumnos por su puntualidad, después leyó un pensamiento sobre los recientes acontecimientos de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa; finalmente dio una breve descripción sobre quién es Marta Lamas.

IMG_0139

Inesperadamente, estas palabras fueron interrumpidas por una mujer que se asomó entre el tumulto de personas en la entrada, llamando la atención de todo el público y amablemente pidió mover la conferencia a un lugar más grande pues afuera se encontraban muchas personas interesadas en escuchar las palabras. Desafortunadamente, la acción no pudo llevarse a cabo.

La conferencia comenzó, la voz entusiasta y dulce de Marta Lamas retumbaba en el auditorio. Para introducir el objetivo de la conferencia, Lamas explicó que hoy en día se tiene un concepto de género muy equivocado pues es constantemente confundido con lo que es el sexo o sea, lo biológico.

A partir de tres emocionales casos sobre hombres y mujeres transexuales, Marta Lamas aclaró que “es importante comenzar a separar lo biológico de lo social para poder explicar lo es el género”, para ella el ser humano es un ser bio-psico-social que es individual. “La identidad de género es construida a partir de elementos psíquicos simbólicos y la historia de la persona y no estrictamente a partir del sexo de la persona.”

IMG_0143

Jugando con un lápiz amarillo, Marta continuó la conferencia haciendo énfasis en que “el género se construye a partir de una simbolización que deviene de una construcción de sentido, actividad física y elaboración emocional pero que la cultura es una fuerte influencia.” Consideró que el hombre moderno crea una “doble moral machista” donde se cree que las diferencias sociales son un reflejo de la sexualidad “la lógica de género simboliza que la relación heterosexual es la natural, pero esto es un completo invento”.

Lamas se levantó cuidadosamente de su asiento, con el micrófono en la mano derecha, caminó por el escenario mientras explicaba que la homosexualidad siempre ha existido pero la simbolización que se le da ha ido cambiando y preguntó “¿qué hace que una relación sexual sea ética?”; tras una breve pausa ella misma adelantó la respuesta, “el consentimiento mutuo.” Agregó que aunque en la ciudad de México ya es permitido el matrimonio homosexual, existe un enorme grado de homofobia y poca aceptación para los diferentes estilos de vida.

La ponente continuó explicando la “violencia simbólica” refiriéndose a la que aplicamos a nosotros mismos sin darnos cuenta. “Si nosotros mismos no nos aceptamos como  hombres, mujeres, lesbianas, homosexuales, asexuales, transexuales o cualquier otro tipo de género que pueda surgir en el futuro, estamos aplicando violencia simbólica”; cuando se le rechaza a la mujer ejercer su sexualidad libremente y es juzgada como “decente” o “puta” incluso por las mismas mujeres es también, un ejemplo de violencia simbólica.

IMG_0147

Al terminar la conferencia que duró una hora con cuarenta minutos, Marta expresó que “en el mundo, pero especialmente en México existe la preocupante necesidad de una buena educación sexual al igual que servicios e incluso hoteles para que los jóvenes no tengan que tener relaciones en las islas de la UNAM; pero más importante, una revolución simbólica y lograr romper con los sistemas de conceptualización y clasificación de los seres humanos, crear instrumentos nuevos para nuevas posibilidades y que se deje de etiquetar como patología cualquier anormalidad.”

De nuevo, se puso de pie y concluyó la conferencia pidiéndole a la audiencia que todos siempre sean anormales siempre. Los aplausos ahogaron el auditorio por unos minutos dando fin a la presentación.

(Fotos de Andrea Molina Balleste)

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s