Música hoy: lo indie es el nuevo mainstream

La industria de la música ha cambiado. Con la era digital, las disqueras han tenido que cambiar de estrategias de venta y hasta la imagen de las bandas. Lo indie, aparentemente, es lo que más vende ahora.

Por: Natalia González / Editor: Enrique Urbina

Antes, la familia se sentaba en la sala para escuchar música; hoy, sólo vemos a personas con audífonos escuchando su propio repertorio de bandas independientes. Fenómenos musicales masivos, como Madonna y Michael Jackson, se han transformado en festivales musicales, en donde hay muchas opciones  de bandas para que el espectador escoja. La música se ha vuelto más personal, con más posibilidades para el público.

It__s_Indie_Rock__n__Roll_by_DennyShopgirl

Hace años, las cuatro compañías disqueras transnacionales principales –Universal Music, Sony & B;G, Warner Music Group y EMI– tenían el control del mercado y basaban sus ganancias en la manufacturación de discos. Con la llegada de medios digitales, estas compañías sufrieron un golpe muy fuerte a sus ventas. Según un estudio de la IFPI (International Federation of the Phonographic Industry) realizado en el 2011, “El descenso de las ventas de discos es incuestionable: si en 1998 se vendieron en todo el mundo discos por valor de 27,300 millones de dólares, en 2010 esta cantidad no superaba los 10,400 millones, un 60% menos”.

Las disqueras, por lo tanto, han tenido que diversificar su contenido, llevarlo más allá del disco y el material musical. Frente a esto, Fernanda Herrera Domene, Intern de Fil Eisler, nos comentó en una entrevista telefónica que ahora las productoras en vez de trabajar sólo en las producciones discográficas, se encargan de la gestión integral de los artistas que contratan. Es decir, que manejan los estudios de grabación, distribución, desarrollo, manejo de imagen, plataformas de nuevas tecnologías, marketing, conciertos y experienciales con fans y consumidores. Crean un universo del y para el artista.

Fernanda menciona que “es un reto, pero a la vez se logró una apertura para nuevos productores que entienden a la industria como algo más profundo, en donde se tienen que atender estrategias integrales. De alguna manera, es mejor, porque antes los artistas tenían varias agencias, sellos y productoras. Ahora una maneja todo su desarrollo y hace toda la estrategia más lógica y el servicio más personalizado”.

Incluso cuando hay inestabilidad en el campo, muchas estrategias y fórmulas se siguen usando, tal como sucede con el Star System. Este sistema se refiere a explotar a un grupo de artistas que siguen un tipo de estereotipos. Cuando las personas influyentes de la industria se dieron cuenta que la industria estaba volteando a ver a la música alternativa, entonces han tratado de introducir el Star System a este género.

Support-indie-music-artists

La única diferencia es que ahora los estereotipos son las bandas “independientes”. Lo indie está de moda.

La idea es agarrar a una banda cuya música tenga un sonido original, acústico y sin pulir. Pero, ¿cómo difundir a estos artistas? La respuesta está en la viralización de la mercadotecnia del video y música, además de una buena segmentación de mercado. En otras palabras, una inicial selección de público.

Erika Arias confirma esto en su artículo, La industria de la música independiente y su consumo cultural, publicado en la revista Derecho a Comunicar en agosto de 2013, “La música independiente se había posicionado como una opción viable para la producción y consumo locales. Fue tal su impacto, que el término empezó a tomar auge alrededor de la década de los noventa, para consolidarse más allá de un género musical, como todo un movimiento que propiciaba un mercado fluido y de dimensiones apropiadas para conformar una industria de características accesibles y específicas”.

Y del lado de las bandas, también tenemos cambios sustanciales. Componer un disco y darse a conocer ya no es un privilegio para pocos. Casi cualquier persona que tenga un equipo para grabar su voz e instrumentos puede difundirlos en medios digitales.

“En el caso del consumo cultural, el uso de redes sociales se ha consolidado como una apuesta significativa para trascender comercialmente con la promoción masiva mediante la captación de distintos públicos. La tendencia actual es ocupar distintas redes sociales para llegar a un mayor número de personas, generar estrategias que promuevan el contacto con el usuario que será el consumidor final, al cual hay que satisfacer”, especifica Erika.

Sin embargo, al ser tan fácil, también crece la cantidad de propuestas. Por eso en este momento es necesario para las bandas tener otras estrategias, ampliar su modo de llegarle a la gente, para darse a conocer.

En México, tenemos muchos casos de bandas independientes que están tratando de brillar en la industria. Por ejemplo, Daniela Orozco, compositora mexicana graduada por una de las universidades de música más prestigiosas del mundo, Berklee College of Music, nos contó que la idea que ella tenía es ir a aprender y regresar a desarrollar proyectos en su país. En Estados Unidos, tenía una banda que se llamaba Coffee Blue, con la cuál se grabó un EP en vivo y después fueron a Carolina del Norte para grabar un disco. Posteriormente, en Boston, organizaban tocadas y ahí aprendió a promoverse y cómo atraer a personas para que escuchen tu música.

Un ejemplo de banda independiente mexicana:

Algunas estrategias que nos compartió fueron: grabar el contenido, compartir la música, tocar en lugares estratégicos, colaborar con otras bandas.

Para ella, la principal diferencia en los mercados de la música independiente en ambos países es que aquí influye mucho los conocidos y contactos; y en Estados Unidos ellos manejaban su difusión de boca en boca, invitando gente a sus shows. En cuanto a la revolución digital, Daniela piensa que favorece a los artistas porque “aunque haya muchas bandas, no todas son buenas”.

Aun así, los retos de la industria mexicana son mayores, porque todavía no se ha consolidado como en otros países la cultura de la música independiente.

“Yo creo que en Estados Unidos es más fácil sobrevivir cuando se tiene una banda independiente, porque la radio no está tan monopolizada por el mismo género de música; entonces puedes tener tu banda y la gente te conoce por Internet. Aquí, todas las tocadas de los festivales son bandas que ya traen nombre o bandas que acaban de firmar y las están jalando. Entonces, en México pegas o no pegas y en Estado Unidos sí puedes llevártela en medio”, comenta Daniela.

Por otro lado, Diego Guzmán, baterista tapatío de la banda Garfield Jazz Band, nos cuenta su experiencia y cómo han logrado a tener un disco, varias presentaciones y ya un sólido número de vistas en Youtube (122,000 vistas en una canción) sin haber firmado con grandes disqueras. “La verdad sí estuvo difícil, más porque desde que empezamos quisimos tocar Jazz, que es un género que no es tan mainstream en México y menos para chavos”.

Entrevista a La Garfield:

“[Los seis integrantes de la banda] empezamos con audiciones en varios bares para que nos dejaran tocar, porque realmente nadie tenía contactos importantes en alguna productora. Entonces ahí fue cuando conocimos a Javier Martín del Campo o, como le decimos nosotros, El Javis. Él nos ayudó grabando nuestro disco en su estudio – Zapata Recording Studio- y de ahí empezamos a subir los contenidos a Soundcloud y los compartíamos en las redes sociales.

“Cuando ya empezamos a tener un buen número de likes y vistas, empezamos a conseguir tocadas en otros lugares afuera de Guadalajara, como Monterrey y en el DF. Lo que pasa es que hay agentes que ven las tendencias en Youtube y cuando tienes más de una cantidad de views, empiezas a recibir mensajes con propuestas. Ahora, nuestra próximo objetivo es posicionarnos bien en el DF y empezar a sonar en la radio”.

indi2

Gracias al desarrollo de medios y plataformas digitales, la difusión gratuita de bandas alrededor del mundo ha aumentado. Por ello, cada persona es libre de escoger el tipo de contenido musical que va a consumir. Para los artistas, la ventaja ahora es que cualquiera puede subir su video a Youtube y sus canciones a Soundcloud. La desventaja es, irónicamente, la misma situación: cualquier banda, sin importar su calidad, puede subir su material a la web. En términos económicos, la oferta sobrepasó la demanda.

Estas nuevas formas de mercado requieren de un trabajo de adaptación tanto de parte de las bandas y su mercadotecnia, como de las productoras discográficas. Nuevas tareas, nuevos retos y nuevas oportunidades en donde la música se une a la tendencia de lo independiente.

 

Con información de IFPI y Derecho a comunicar. Entrevistas, Fernanda Herrera Domene, Daniela Orozco  y Diego Guzmán.

Por Natalia González, alumna de Laboratorio de Comunicación Periodística, de Alicia Guzmán.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s