Boxeo, un deporte mortal

El pugilismo da muchas mieles a los pocos que logran llegar a la cima, pero sus efectos secundarios pueden llevar a la tumba a los desafortunados.

Por Santiago Palmeros / Editor: Oliver Betancourt

En octubre del 2013 el pugilista Frankie Leal fue noqueado por Raúl Hirales, tras la pelea lo internaron en un hospital y días después falleció por un derrame cerebral.

Un mes después, Jorge “El Travieso” Arce le ganó al colombiano José Carmona, que culminó en coma inducido por un coágulo cerebral producido por los golpes; tras un año y dos cirugías, Carmona aún sigue luchando por su vida.

A principios de febrero del presente año, Óscar González se enfrentó en calidad de favorito a Jesús Galicia, sin embargo fue noqueado en el décimo round. Horas después le declararon muerte cerebral.

Éstos son sólo algunas de las tragedias más recientes y sonadas del boxeo, un deporte que acarrea grandes riesgos, a cambio de unos instantes de gloria para algunos.

El cerebro, noqueado

Las lesiones cerebrales en el boxeo son algo recurrente que puede provocar la muerte. El nocaut es una perdida de consciencia tras un fuerte golpe. Aunque no hay explicaciones concretas de qué es lo que pasa en el cerebro cuando se da un nocaut, se cree que el rápido movimiento cerebral dentro del cráneo provocado por el golpe es una de las razones.

Es por eso que el deporte de los encordados trae consigo tantos riesgos y lesiones craneales y cerebrales, que van desde fuertes enfermedades, estados de coma, hasta la muerte.

Causas vemos, culpables no sabemos

El caso de Óscar González fue muy sonado porque siendo favorito fue brutalmente noqueado, pero también porque aún no son claras las razones de lo sucedido. Para Jesús Galicia “fue culpa de la esquina, lo deshidrataron a la hora, pues si uno se siente mal, se siente débil dando el peso antes pues imagínate el mismo día”, comentó.

IMG_0699.JPG

La falta de líquidos antes de una pelea tiene graves consecuencias: altera tus funciones psicomotoras y aumenta el riesgo de una lesión neurológica. El Doctor Luis Eduardo Madrazo, especialista en medicina del deporte, dice que “cuando tú tienes un problema de deshidratación, aunque sea leve, tú nivel de atención va a estar deteriorado y obviamente la respuesta de tu organismo también se ve deteriorada”.

En ocasiones un boxeador se deshidrata un día antes de la pelea para dar el peso preestablecido y también lo suelen hacer minutos antes del enfrentamiento para estar más ligeros, lo que puede resultar muy peligroso para la integridad física del deportista.

Las razones acerca de la muerte de Óscar Gonzáles, no se han aclarado y parece que no se aclararán.

“Accidentes” del boxeo

Mauricio Sulaimán, Presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), atribuye las muertes como la de González a accidentes del deporte que representan casos aislados y procura evitar que se hable más del tema, lo cual no es bien visto por todos.

“Yo le preguntaría a cualquiera de los que dicen esto, que se paren enfrente de la esposa de Óscar González y con esa desvergüenza le digan que su marido se murió por un accidente del boxeo”, comentó Arturo Sacramento, Editor de Deportes del diario Hoy Novedades.

Según la Asociación Médica Británica, de 1950 al 2007 han muerto 339 boxeadores, aunque el número de fallecimientos disminuyó a partir de la reducción de 15 a 12 rounds en 1983.

El deporte es violento por naturaleza, pero eso no justifica tantas muertes y sí hay una explicación. Para Arturo Sacramento han muerto tantos boxeadores porque “se dan peleas estúpidamente desniveladas” y no sólo entre boxeadores desconocidos, sino que también en las grandes carteleras boxísticas.

Aunque en el caso de Gonzáles y Galicia, eso no aplica, al menos no para Mauricio Sulaimán, quién hizo énfasis varias veces en que en dicha pelea, el boxeador victorioso no era el favorito.

La importancia del seguro de vida

Evitar peleas desniveladas es un primer paso para disminuir el número de boxeadores fallecidos, pero no es la única solución. En México sólo siete millones de personas tienen seguro de vida y eso se ve reflejado en el pugilismo, los boxeadores no suelen tener un seguro.

Sin embargo, el Presidente del CMB dijo que sí hacen algo para contrarrestar eso. “En el caso de peleas donde está el Consejo Mundial de Boxeo involucrado, el consejo tiene un seguro de vida y un seguro de gastos médicos, en la gran mayoría de las peleas aplica el seguro”.

IMG_0701.JPG

Lo que Sulaimán no externó es que ese seguro sólo aplica cuando hay una pelea de Campeonato Mundial, mientras que en las peleas de campeonato filial, sólo cubre a los dos boxeadores que se enfrenten por el título. Carteleras de campeonatos filiales hay cada semana en el país y de diez boxeadores que se pueden enfrentar, el CMB sólo cubre a dos.

Retomando el caso de Óscar González, su pelea fue de campeonato filial, por lo que el Consejo Mundial de Boxeo aplicó su seguro y le otorgó 50 mil pesos a la familia del fallecido. Además, la promotora Canelo Promotions cubrió los gastos médicos y funerarios, aunque no estaban obligados a hacerlo.

El peligro viene de abajo

Sulaimán reconoció que, más allá de las carteleras boxísticas de campeonato, hay boxeadores que pelean desprotegidos. “El problema es con los boxeadores que no están a nivel de clasificación mundial, los que van empezando, los de cuatro, seis, ocho, diez rounds”. Además comentó que buscan el apoyo de la Comisión Nacional del Deporte para obtener resonancias magnéticas gratuitas para los boxeadores aunque, hasta ahora, no hay novedad alguna.

EL CMB tiene que trabajar en conjunto con los gobiernos locales para tratar de reducir el riesgo que implica practicar el deporte de los encordados y aunque están trabajando en eso, aún no concretan nada. Mientras tanto, miles de boxeadores pelean sin seguridad médica.

Siguiente round y un pensamiento divino

Al final este deporte es de contacto y cuando un boxeador está en un ring busca lastimar a su oponente para poder triunfar, por lo que el peligro de presenciar una muerte siempre estará latente. Jesús Galicia ganó el cinturón de campeón filial aquella noche en la que mandó a Óscar González al hospital.

A pesar de haber presenciado la muerte de una manera tan directa, Galicia seguirá defendiendo “este cinturón con un ángel que es Óscar González y siempre voy a estar peleando en memoria de él”.

En el box hay mucha estrategia, pero al final gana quien pegue más fuerte, por lo que morir en un cuadrilátero siempre será algo probable.

(Fotos: Desde el Ring / Imago7)

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s