Casa Meneses: cultura contra la violencia

Casa Meneses es un proyecto de la Universidad Iberoamericana creado para apoyar a la comunidad del Pueblo de Santa Fe.

Por Betty Justo / Edición: Luz O.

Los centros culturales son lugares destinados a crear actividades que promuevan la cultura entre los habitantes de los alrededores. En un inicio estos centros eran levantados en comunidades rurales que carecían de teatros, cines o salas de conciertos. Después se comenzaron a insertar en comunidades marginales física y económicamente, donde los índices de violencia eran descontrolados y aumentaban año con año. Su objetivo es brindar una oferta de promoción cultural y formación en disciplinas artísticas y artesanales para tratar de alejar a los jóvenes de la violencia que existe en su comunidad.

Tal es la idea de la Casa Ernesto Meneses, ubicada en la avenida Vasco de Quiroga, a unos minutos de los corporativos. Se trata de un proyecto de la Universidad Iberoamericana creado para apoyar a la comunidad del Pueblo de Santa Fe, así como promover el desarrollo personal de los habitantes por medio de las actividades que este centro ofrece.

mision

La casa tiene una gran oferta de actividades y servicios entre los que están el Centro Jurídico, donde se proporciona un servicio de asistencia legal, una ludoteca que esta vinculada con la biblioteca Francisco Xavier Clavigero de la Ibero, una bolsa de trabajo donde se realizan entrevistas y cursos de inducción, talleres de prevención de riesgos psicosociales a través del arte para jóvenes con la recuperación de paredes en espacios públicos, una Promotora en salud cardiovascular y más actividades que incluyen a niños, jóvenes y adultos.

Casa Meneses pretende reducir los altos índices de violencia atrayendo a los jóvenes a las actividades culturales para que se alejen de las actividades delictivas. “Con tres años, Casa Meneses atiende alrededor de 6,000 o 7,000 personas al año. Nos enfrentamos a la violencia que hay en la comunidad, en toda la colonia, el sector, los asaltos, robos. Tenemos también problemas de drogadicción, alcoholismo… son aspectos que tienen enferma a la comunidad; de hecho, hay zonas aquí en Santa Fe donde ni la policía se atreve a entrar por lo peligroso”, explica Ramón Martínez, Coordinador administrativo de Casa Meneses.

Los alrededores Copy

Los profesores que imparten los talleres, con ayuda de los vecinos se intentan integrar a la comunidad, entenderla, comprender este contexto en el que hay violencia intrafamiliar, vandalismo, “chicos banda” y jóvenes que a temprana edad son responsables de una familia entera.

“Santa Fe es uno de los lugares más violentos de la ciudad, precisamente por esta marginalización geográfica que siempre ha tenido”, explica Cecilia Aguilar, profesora de la Universidad Iberoamericana.

La profesora Cecilia Aguilar lleva casi cuatro años trabajando en las zonas marginales de Santa Fe dando talleres de sensibilización artística, intervenciones urbanas, video y performance. “Yo me lleve la experiencia más hermosa de mi vida con el recibimiento que tuve en la comunidad, la aceptación y sobre todo el diálogo, este diálogo mutuo que no era de “yo te enseño a ti” o “tú me muestras a mi” sino que ambos aprendemos juntos”, relata Cecilia.

En Casa Meneses también se busca evitar que los jóvenes se decidan por el camino de la “militarizada”, opción que muchos eligen debido a la cercanía del campo militar que hay sobre la avenida Vasco de Quiroga. La profesora Aguilar da un testimonio al respecto:

“Una experiencia muy conmovedora que tuve fue haberle dado clases a un chavo que era bastante violento, que no quería entrar al taller. El segundo día ya se quiso incorporar pero me amenazaba todo el tiempo con que se iba a ir a la militarizada. Conviviendo con él algunos días me di cuenta que era un chavo muy sensible hacia el arte, muy sensible a la poesía; y nunca se me va a olvidar que hizo un ejercicio hermosísimo de un cuento en donde unas ballenas ciegas están en el fondo del mar. Yo les doy plastilina y arena, y ellos tienen que terminar el cuento. Él lo que hizo fue subir a las ballenas del fondo del mar, y a la ballena más grande le colocó un foco en el ojo y [un letrero que] decía, “voy guiando a todas”. Pero una de las ballenas quedaba completamente abajo, aplastada. Después de muchos ejercicios que hicimos juntos con arte terapia me di cuenta que el padre [del chavo] era una gente bastante nefasta con la familia, maltratador. Y pues el chavo se sintió en ese ejercicio como el que podía salvar a la familia, el que tenía el ojo para poderlos traer desde el fondo hacia la luz. Como cuatro años después me lo volví a encontrar… me abrazo muchísimo, un cuate que no tenía contacto físico, no le gustaba el contacto físico, me abrazo y me dio las gracias y me dijo ‘soy albañil, no me fui a la militarizada, sigo escribiendo, sigo leyendo poesía, te lo agradezco mucho a ti”.

Por supuesto, no siempre se consigue que las personas vayan y terminen la escuela, o incluso que asistan a ella, pero sí se logra que miren su situación de otra manera y que se preocupen por la comunidad y la ayuden integrándose a la Casa Meneses o de otras formas. “Conozco a un chavo que era drogadicto y podríamos decir que practicaba vandalismo, él se entero del taller de grafiti, nos hizo algunos logros para la radio, y también elaboró un collage de Ernesto Meneses y Vasco de Quiroga. Ahora se dedica a pintar y estudia en la EIA, una escuela que pertenece al INBA”, cuenta Omar Aparicio, un chico de 20 años que participa en la casa con el equipo de radio comunitaria.

Próximamente, Casa Meneses se abrirá a los demás sectores de Santa Fe, que se encuentra dividida en secciones por decisión de los mismos habitantes. Sin duda, este tipo de centros culturales ayudan a mitigar los índices de violencia. Algunos se mantienen con recursos que les da el gobierno y otros con instituciones privadas y públicas, como universidades u ONGs.

 

 

Fuentes: INEGI, SESNSP, Miguel Carbonell, Casa Meneses.

Duhau, Emilio y Ángela Giglia. Las reglas del desorden: habitar la metrópoli. México: Siglo XXI – UAM, 2008.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s