El Impacto de Kanye West, 808s & Heartbreak y Auto-Tune en la música

Por: Luis Palmeros

808s & Heartbreak (2008) es el cuarto álbum de estudio del influyente artista estadounidense Kanye West. Este LP significó un cambio monumental en el estilo del artista originario de Chicago. Sus primeros tres discos presumen una producción espectacular en la que Kanye rapea la mayoría de los temas con una mezcla de seguridad, humor e inteligencia. 808s no sólo detonó una nueva etapa en la carrera del aclamado productor, sino influenció a miles de músicos en la escena pop/urbana.

808s & Heartbreak fue titulado en honor a dos factores cruciales en su creación, la Roland TR-808 (una máquina de ritmos que es la base de todo el disco) y el dolor que emana la colección de canciones. Los temas que inspiraron la creación de este material son la muerte de la madre de West, la ruptura de una relación de cinco años y el abuso mediático que sufrió al alcanzar fama internacional. Kanye utilizó dos tecnologías para comunicar el sonido de un corazón roto, la Roland TR-808 y el Auto-Tune.

La primera es responsable por un sonido minimalista, reminiscente de baterías tribales que contrarrestaron a la producción excesiva del Hip Hop, el sonido del álbum es frío y mecánico. Por el otro lado está el Auto-Tune, un procesador de audio (surgió en 1997) que corrige el tono en voces. Es decir, afina a cantantes que no son afinados. Su principal uso era de corrección, la mayoría en materiales pop, cuyo énfasis en la ejecución vocal es determinante para el éxito. En el nuevo milenio, el procesador tuvo una nueva aplicación: exagerar el efecto para conseguir voces inhumanas, dignas de ciencia ficción.

“Believe” de Cher es considerada precursora de esta tendencia. En 2005, esta aplicación del Auto-Tune se convirtió en una moda impulsada por artistas como T-Pain, quien fue convocado por Kanye West para asesorarlo en el uso de la tecnología.

Kenye

El cambio más aparente en el álbum de Kanye es el hecho de que no es un disco de rap, sino uno cantado, un disco pop electrónico con un sonido R&B. El artista comparó el uso del Auto-Tune con una experiencia personal, con cómo cuando él surgió en una escena musical dominada por el rap gangster machista, usaba polos rosas y los demás raperos lo rechazaban por su apariencia.

Para Kanye West, el Auto-Tune era una herramienta satanizada (porque era percibida como una trampa de artistas con carencias vocales) que, al igual que las playeras rosas, le robaban a los individuos de confianza por la negativa percepción social. 808s presume este corrector vocal, lo usó para distorsionar una voz que transmite temas atípicos para el mundo del rap, una introspección emocional a la que no estaba acostumbrada la escena comercial.

El uso del Auto-Tune en este influyente álbum es para digitalizar una voz. La periodista musical Jody Rosen escribió que fue “para hacer alusión a que la completa inmersión en el dolor te vuelve menos humano”.

 808s

808s & Heartbreak es un disco de 2008, surge en un contexto bastante complicado para la corrección de voz. La explosión mediática de la tecnología en estos años causó mucha controversia. Auto-Tune ya no era un “secreto oscuro” de la industria musical, sino una herramienta sumamente presente en la cultura musical contemporánea. Personas como T-Pain y Lil Wayne fueron muy criticados por el abuso de la herramienta, bandas como Death Cab For Cutie protestaron su uso, ellos lo hicieron en una edición de los Grammy.

Personalidades como Christina Aguilera y Jay-Z también mostraron repudio. Productores salieron a declarar cómo la herramienta ha construido carreras, particularmente la de Britney Spears. Medios especializados también publicaron su rechazo, la revista Time colocó al Auto-Tune dentro de su lista de los “50 peores inventos”. Finalmente la controversia llegó a programas de talento como The X Factor, en el que se aceptó el uso de la herramienta para mejorar la calidad de sus participantes.

En medio de esta discusión, entra Kanye West. Hay que entender el peso de su nombre, es uno de los artistas más galardonados y aclamados del Siglo XXI, todos sus discos han resultado sumamente influyentes para la música popular, y esto es por el alcance y calidad que mantiene su obra. El álbum de West se convirtió en un argumento contundente a favor del uso del Auto-Tune. El LP inspiró y le abrió camino a una nueva ola de artistas urbanos muy bien recibidos por la crítica como Drake, The Weeknd y Frank Ocean, no por el uso de la herramienta, sino por la apertura emocional en la música de artistas de color.

La reputación de Auto-Tune cambió considerablemente, sobretodo porque introdujo a la discusión la idea de que la herramienta abría muchas posibilidades para la era de la música digital, sobre todo en el pop, Hip Hop y R&B. Daft Punk, por ejemplo, al ser cuestionados años después por el uso de Auto-Tune en su himno generacional “One More Time”, respondieron que “las criticas al uso de Auto-Tune les recordaban a los músicos franceses que en los setentas trataron de prohibir el uso del sintetizador… que lo que no podían ver era que se podían usar estas herramientas de nuevas formas en lugar de sólo para reemplazar a los instrumentos del pasado”.

La discusión de Auto-Tune se dio en una etapa de transición social en cuanto al consumo de música. La banalidad del pop fue muy cuestionada, esta superficialidad en una explosión de oferta fue directamente relacionada al tema de Auto-Tune.

En estos últimos años de la primera década del nuevo milenio, había (y aun hay) mucha discusión sobre la muerte del rock, que dominó los noventas y los primeros años de los dos miles, muchos de los argumentos le atribuían la muerte al dominio comercial de música que carecía de protagonismo instrumental tradicional, es decir, guitarra, bajo y batería. Por lo tanto muchos puristas basaron esta noción de falsedad en el uso de un corrector de voz y dominio electrónico.

La explosión del Auto-Tune habla de una cultura musical confundida por la transición a la era digital, de consumo de sencillos y desaparición de medios tradicionales, es por eso que aferrarse a la música tradicional era natural para algunos. Auto-Tune fue todo menos tradicional. Su aplicación en acentuar en lugar de corregir, surge de una necesidad de sobresalir, de no sonar “perfecto” como mucha de la música comercial de la época, a no ser uno del montón en tiempos de una cantidad de oferta abrumante.

Si bien la tecnología de auto-tune construyó la carrera de algunos artistas, será recordado por lo que lograron otros con la herramienta. Auto-Tune fue utilizado por Kanye West en 808s & Heartbreak para, en un sentido, comunicar que los seres humanos no somos perfectos, sino vulnerables y, en momentos, fallidos.

Foto de portada: Kanye West

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s