Los poetas bajaron del Olimpo y se hizo la antipoesía

2691601085_7a56ca0014_o

Por: Ivonne Sánchez @Ivonne_Who
Comunicación 8º semestre

Habemos tantos que quisiéramos escribir la poesía más bella de nuestro siglo, y somos muchos los que lo intentamos y encontramos una serie de dificultades para lograr que ésta tenga un tono sensible, lírico, estricto y un poco burgués.

Queremos convertirla en una poesía especial, única e incluso que termine siendo clasista: que la lean los que la merecen. Al final es este el deseo del escritor, ser leído, ser memorable, difícil para el intelecto y ameno para el alma.

Es grandioso y polémico, para algunos fanáticos de las reglas de la literatura, encontrar una contraposición: una revolución social en cada una de las palabras de un poema, unos versos que hablen de lo más común y con el lenguaje más cotidiano; unas palabras que sean para todo el mundo.

“La poesía fue objeto de lujo, pero para nosotros es un artículo de primera necesidad: no podemos vivir sin poesía”

                                                            – Nicanor Parra

La antipoesía es una negación: desintegración del lenguaje, del texto y de la literatura. Corresponde a la misma corriente de vanguardias anti-arte. Nicanor Parra es el creador de este movimiento, fue un chileno literato, matemático y físico, sin duda uno de los mejores poetas de toda América y Europa.

El estilo de la poesía parriana trata de llevar los versos a un nivel más terrenal, coloquial y real, utilizando un lenguaje muy tradicional para aniquilar todos los valores sobreentendidos y sobreestimados de la poesía clásica.

Nicanor Parra se burla y condena a las exquisitas palabras de la poesía, es por eso que en 1954, Parra publica su más emblemático libro: Poema y Antipoemas.La literatura comienza a enfrentar una nueva cara de la poesía un cambio drástico y satírico, burlón e irónico.

A su antipoesía le adjunta un manifiesto (demasiado poético) en donde la intención de su trabajo es clara, precisa y escrita con bellas palabras. Nicanor Parra construyó una poesía que se volvió un nexo o un vínculo entre el hombre medio, el hombre común, el que trabaja, el que vive al día, el que tiene que burlarse para sobrevivir, el que busca la risa, la tradición y lo cotidiano para sentir seguridad. Sin embargo, fue un genio, un tremendo inteligente, creativo, trascendente, pues cambio la poesía totalmente creando su poesía-antipoesía.

“Él no habla de crepúsculos, ni de damas recortadas sobre el horizonte, sino de comida y ataúdes, ataúdes y ataúdes. La antipoesía es poesía.”

– Roberto Bolaño, sobre Nicanor Parra

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s