Una sesión experimental de cristaloterapia mexicana

Por: Ivonne Sánchez  @Ivonne_who
Comunicación 8° semestre

La cristaloterapia es una alternativa para la sanación de alteraciones físicas, emocionales, mentales y enérgicas del ser. En estas sesiones el uso de cristales, piedras preciosas y semipreciosas es indispensable porque tienen el poder de proyectar, contener y reflejar la energía bloqueada de nuestro cuerpo.

Los cristales y las piedras por sus características distintivas (las combinaciones de colores, las formas geométricas que distinguen a cada piedra y las vibraciones de cada elemento que los componen), se convierten en una herramienta de equilibrio y sanación.

giphy (1)

giphy.com

Ésta terapia genera una conexión con los chakras (centros de energía en el cuerpo humano) para que surja una activación en las funciones de los órganos que regula cada uno de los siete centros de energía que tenemos.

 La terapia consiste en colocar un cristal en cada Chakra y dos cuarzos en la palma de las manos. Cuando nuestro cuerpo entra en conexión con un cristal surge un intercambio de luz-información: se activan energías que estaban en un estado latente, se desbloquea el aparato energético. El cuerpo reaccionará generando sensaciones: calor en un lado o en una parte específica, hormigueo, agruras, pesadez, etc.

El guía hará una lectura con un péndulo que se moverá en diferentes direcciones según el estímulo que causa el cristal en cada chakra. Así es como se encontrarán los temas que son importantes para obtener el equilibrio energético de nuestro cuerpo, mente y alma.

giphy (2)

giphy.com

 Los cristales funcionan con la energía solar, entonces el cambio de estación de invierno a primavera es bastante conveniente si se quiere realizar una cristaloterapia. Los cristales son vistos como una forma espiritual de balancear la energía.


 Mi experiencia con la cristaloterapia

Cuando decidí experimentar este tipo de terapia alternativa estaba segura que me enfrentaría a una serie de eventos que mi escepticismo rechazaría. Pero la cosa no fue así.

Llegué al lugar en donde tomé la terapia y me di cuenta que mi imaginación había volado demasiado alto. Mi mente había sido atrapada por estereotipos y prejuicios.

Ahorita viene la seño-  me dijo una mujer pequeña con un uniforme azul, mientras abrió una puerta de una habitación pequeña y me invitó a pasar pidiéndome que me quitara los zapatos y en su lugar me pusiera unas pantuflas.

 El olor de la habitación era demasiado penetrante y empecé a marearme. El incienso siempre me ha parecido delicioso pero en menos de diez minutos me provoca náuseas.

Me senté en una cama individual que ocupaba más de la mitad del cuarto y esperé mientras observaba tratando de encontrar algún objeto que pudiera asimilarse a los que vi en mi imaginación…no había ninguno parecido. En la habitación solamente había un buró adornado con todas las piedras y cristales de muchos colores, una cama y dos bancos.

 Mis pensamientos de confusión e indecisión fueron interrumpidos por mi terapeuta.

“Hola soy Viri”, me saludó una mujer de 32 años.

 Nuevamente mi mente había fracasado: no usaba un vestido largo, tampoco llevaba colgados muchos collares de conchas y piedras, y no tenía aretes largos, ni usaba sandalias hechas a mano, y su pelo no era un verdadero desastre. Estaba vestida de la forma más normal: botas, leggings y una camisa rosa. Lo único cercano a mi historia mental fue que al comienzo de la sesión se colocó una cinta roja tejida en la cintura, como un chamán.

 Viri lleva dando esta terapia desde hace dos años.

“Yo también tomé la terapia. La comencé porque me divorcié y fue bastante difícil. A pesar de haber ido con cinco psicólogos distintos no podía avanzar”, me dijo mientras movíamos la cama porque era necesario que mi cabeza estuviera en dirección al norte.

 Tuve que acostarme en la cama y cubrirme los ojos: era necesaria la relajación y la oscuridad.

Una campana sonó dos veces.

Pido la presencia del Arcángel Gabriel y de todos los seres de luz que quieran acompañarnos en esta cristaloterapia, recita Viri.

 Durante la sesión sentí impulsos extraños en mi cuerpo, algunas veces mis manos se movieron como por causa de reflejos, un hormigueo invadió mis piernas y un calor se apoderó de todo mi brazo izquierdo.

 “Estas sensaciones que se manifiestan”, me explica Viri de una forma más sencilla, “son síntomas de algún tema que ha estado sepultado. Habrá que atender a cada uno de ellos para lograr el equilibrio”.

 Viri me cuenta que da esta terapia porque es importante ocuparse del cuerpo físico, mental, espiritual y energético. Además de tener la firme creencia de que las enfermedades son consecuencias de emociones que se cristalizan en el cuerpo y que causan malestares físicos tarde o temprano.

 Los cristales son una terapia en la que vas sacando y sanando lo que tu cuerpo y alma decide que es lo primero que tienes que superar. Cuando empecé a darme cuenta qué es lo que a mí me funcionó y que mi vida y conciencia fueron un antes y un después de este tipo de terapias, es cuando decidí que quería ser un guía también, sintetiza.

 Al finalizar atravesé la puerta y me quité las pantuflas y me puse mis zapatos. Salí tranquila, pero después unas agruras me atormentaron el resto de la tarde y mis sueños fueron más extraños.

Todo es normal, son señales de tu propio cuerpo porque la energía se ha desbloqueado. Hay que centrarnos en la parte donde se manifieste algún dolor o una anomalía. Puede ser en los sueños, también.

La cristaloterapia es una alternativa que no muchas personas han llegado a considerar. La gente puede estar consciente de la existencia de este tipo de terapias, pero no acuden o algunas intentan ir por pura curiosidad. “Vienen los que tienen que venir”, dice Viri con un tono bastante seguro.

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s