Bellezas de tinta y metal: modelaje alternativo

Por: Aida Elías Calles
Comunicación 8º semestre

hoja1

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Siempre me han gustado las modificaciones corporales como símbolo de rebeldía. El metal y la tinta perforando la piel, mi piel, diciendo: este cuerpo es mío y voy a hacer con él lo que yo quiera.

Hoja2

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Por eso, cuando conocí a una mujer tatuada, perforada y con el cabello azul que me dijo que era modelo alternativa, tuve que preguntar qué era eso. La respuesta fue:

Mujeres que no tienen cuerpos tradicionales porque los han modificado ellas mismas, que se dedican a posar frente a la cámara.

Hoja15

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Hoja3

Ilustración: Aida Elias Calles

 

Es decir, volver bello y deseable (porque sí, son muy sexis) esos cuerpos que la sociedad tacha de indeseables. Es como reclamar el cuerpo para una misma, haciéndo con el lo que se quiera, afirmando, además, que el resultado de esa “toma del cuerpo” fue muy bueno. Tan bueno y tan sexy que dan ganas de fotografiarlo.

Mi investigación del modelaje alternativo me llevó a hablar con tres modelos; Jess, Koofi y Hitomi. Y con un fotógrafo; Leonel.

Hoja8

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Jess llegó unos minutos tarde (solo unos pocos). Se sentó en mi mesa disculpándose: –es que estaba comprando un helado-.

Hoja9

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Dice que parte del modelaje alternativo, aparte de los tatuajes, perforaciones y tinte de cabello, es rebelarse contra estándares de belleza como la delgadez. Dice, mientras come su helado de yogurth con fresa y chocolate, que le gustan sus piernas grandes.

A Koofi la encuentro fuera de una estación de Metro. Viene acompañada de su hija pequeña. Koofi es mamá joven.

Hoja6

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Hoja7

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Y Hitomi, a la que veo en el centro de la Ciudad de México, entre edificios coloniales, me dice que es restauradora de ese tipo de edificios antiguos.  También dice que sus tatuajes no son visibles con la ropa puesta.

Hoja4

Ilustración: Aida Elías Calles

Hoja5

Ilustración: Aida Elías Calles

 

 

Así como me ves ahora, con esta ropa, nadie pensaría que estoy tatuada.

Esto me hace pensar en que, al ver las fotos de estas chicas, posando en lencería o mostrando de manera desafiante la piel que ellas mismas diseñaron. Nunca pensé que al mismo tiempo pudieran ser mamás o restauradoras de edificios coloniales.

Hoja11

Leonel, el fotógrafo, es el cómplice. Es él quien maneja los lentes, las luces y los chistes para relajar a la modelo. Es él quien con su cámara muestra la belleza de estas mujeres no convencionales.

Todo un acto de rebeldía para una sociedad en donde la belleza tiene una sola definición. Hitomi dice que para obtener una buena fotografía, al fotógrafo debe de gustarle tu cuerpo, debes de gustarle tú. Por eso le pregunto a Leonel: -¿qué hace que una mujer sea sexi?

-Pues… que sea como mi esposa.

-¿Y cómo es tu esposa?

-Está tatuada… (al decir esto Leonel ríe un poco)

Hoja13

Ilustración: Aida Elías Calles

 

Al final la conclusión es que, en realidad, todas (y todos) somos bellos y sexis.

O en palabras de Leonel “todos estamos chidos”

Hoja12

 

 

Hoja14

Ilustración: Aida Elías Calles

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s