La poesía según Luis Felipe Fabre

Por: Ivonne Sánchez @ivonne_who
Comunicación 8º semestre

El 21 de marzo, además de conmemorar la llegada de la primavera, festejamos también el Día Mundial de la Poesía, proclamado por la UNESCO el 15 de noviembre de 1999 en París, Francia, con el único propósito de promover la diversidad lingüística a través de la expresión poética.

Luis Felipe Fabre es un mexicano poeta, ensayista y profesor de Literatura en la Universidad Iberoamericana, interesado en la astrología. Ha ganado los premios Punto de Partida con su libro Un segundo nacimiento para Ester, y José Revueltas con Leyendo Agujeros.

Entre toda la gente que se reúne en la fuente para platicar mientras fuman un cigarrillo, encuentro a Fabre. Con una playera blanca, el pelo despeinado, unas gafas pequeñas y en su mano un cigarro. 

“(…) Una noche, un cuello, un alarido, unos colmillos ensangrentados: hubo testigos:…”

giphy8

giphy.com

 

¡La poesía no se ha ido!

Para Fabre la poesía es un espacio de resistencia: una suerte de conocimiento con cabida. Las funciones que solía cumplir la poesía están siendo cumplidas ahora por actividades humanas, pero de algún modo siguen relacionadas con la poesía misma: 

Durante años la poesía fue la escuela sentimental de los seres humanos: cuando te cortaban escribías un poema o dedicabas un poema. La canción popular, el disco y la radio han venido a sustituir lo que es la poesía.

La poesía se ha mediatizado por actividades culturales: “la figura del poeta, a lo mejor, la tiene ahora el Rockstar, pero esto no significa que no tenga una función social”.

 “(…) Que del crimen, la muerte y el olvido han
vuelto, como el karma, como
los remordimientos han vuelto, sedientas
de sangre y venganza…”

                                  Luis Felipe Fabre.

 Las palabras de la poesía se han transformado mediáticamente, hay quién cumple mejor la actividad. En la actualidad los músicos -de cualquier género- son los que ocupan el cargo de la palabra poética.

Esta nueva fusión de la música con la poesía conlleva a una nueva visión y una forma distinta de valorar el sentido poético. Existen, por ejemplo, varios artistas del Rock and Roll que sus canciones son prácticamente poemas: Patti Smith, Bob Dylan, John Lennon, leonard Cohen y muchos otros más son un ejemplo de esta fusión músico-poeta.

Ser poeta no es la actividad cultural más prestigiada del mundo. Es menos visible el lugar del poeta desde el espacio de lo oscuro. 

Fabre piensa que si hay algo que circula bien en la redes es la poesía, porque la gente puede tener acceso a una cantidad de información mayor a la que había antes.

La poesía es para quienes necesitan de ella: quienes quieran encontrarla la encontrarán.

Con la tecnología y las plataformas sociales en línea la gente puede acercarse a una serie de subgrupos humanos que encuentran poetas rarísimos con los que se vinculan. Las personas llegan a ellos por interpes y por las facilidades y oportunidades que otorga la Web explica Fabre.

El panorama poético es variado, se encuentra de todo ahora: “pero también siguen existiendo poetas que escriben como si no hubiera existido ninguna transformación en este arte.”

giphy

giphy.com

 

 Fabre termina explicándome que la poesía es como una canción: está hecha para ser memorizada. La poesía tiene que ver básicamente con la memoria.

 Luis Felipe recomienda el Festival de Poesía en Voz Alta (festival anual realizado por la UNAM en la Casa del Lago Juan José Arreola, del 14 al 19 de Abril de 2015) porque suelen asistir poetas muy interesantes y menos obvios.

A mí, generalmente las cosas que aparecen como poesía de las instituciones, no me gustan y no las recomiendo. Si es lo que gana el premio de Poesía Aguascalientes, no me gusta. A mí me gustan otras cosas.

 Se ha creado una poesía mucho más interesante. Se sale del ritmo tradicional. La poesía ya no habla solamente de expresiones sentimentales, este medio también ha funcionado para la descripción de hechos y acontecimientos históricos.

“(…) 4imágenes que se despliegan ante el lector
como las cartas
de un tarot desconocido
ante una adivina atónita:
“El sol negro”, “La torre abolida”, “El laúd constelado”,
“La noche de la tumba”, “El llanto de la santa”:
¿cómo descifrar
esa baraja espeluznante?
Muchos lo han intentado, nadie
Lo ha conseguido… Hasta ahora…

Luis Felipe Fabre

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s