Diez covers imposiblemente melancólicos para hacerse bolita y 10 covers para superarlos

Por: Maxim Zaragoza      @Shukulele
Comunicación 7º semestre

Ya es oficialmente Primavera, pero el clima parece negarse a aceptarlo. Si es usted tan voluble como el clima, si le gusta la lluvia pero luego no tanto porque se moja, si extraña el Invierno pero luego recuerda lo friolento que es y si le gusta hacerse bolita pero luego se acalambra, esta es su playlist.

Los siguientes son 10 covers imposiblemente melancólicos para esas nuevas “tardes lluviosas de Primavera” y otros 10 covers remedio por si se arrepiente y prefiere bailar.

  1. “Roving Gambler”, Norah Jones & Billie Joe Armstrong

En 2013, Norah Jones y Billie Joe Armstrong de Green Day desafiaron todas las probabilidades musicales (después de Paul McCartney y Kanye West) y se juntaron para hacer Foreverly, un álbum de covers de Los Everly Brothers. Roving Gambler es la primera canción del álbum y es una buena acompañante para una tarde de mirar por las ventanas. Hay algo en la música country que contagia de nostalgia por el campo, aunque nunca haya puesto usted un pie en él.

Grado de melancolía: 2

Cover remedio: “Heart of Glass”, Nouvelle Vague.Blondie y Bossa Nova siempre curan al nostálgico, o por lo menos le hacen ondear los hombros.

  1. My Favorite Things”, Pomplamoose

Me disculpo de antemano si es usted fan de la Novicia Rebelde. El dúo californiano, conocido por sus bizarros covers en YouTube, toma la canción más reconfortante en la historia de los musicales y la ahoga con tonos misteriosos hasta que lo reconfortante desaparece. Si es una canción que escucha cuando los truenos lo asustan, no le recomiendo escucharla cerca de lluvia.

Grado de melancolía: 1

Cover remedio: “Single Ladies”, Pomplamoose.- Me disculpo de antemano si es usted un purista de Beyoncé. O ama esta versión o la odia por siempre. Lo invito a inclinarse por lo primero.

  1. Halo”, Ane Brun & Linnea Olsson

Si pensaba usted que Beyoncé no podía inspirarlo para unos momentos de sedentarismo, estaba usted muy equivocado. Halo es parte del séptimo álbum de la cantante noruega, Ane Brun, y si tiene un amorcito en quién pensar puede ser una canción adorable. Si no, la voz angelical de Ane Brun puede convertirse en cachetadas a su situación sentimental. Es para escuchar en la noche, en la cama. Sólo o acompañado. Las dos funcionan bien.

Grado de melancolía: 4

Cover remedio: “My Boyfriend’s Back”, The Raveonettes.- El clásico de la girlband sesentera, The Angels, es para hacer el twist: sólo o acompañado. Las dos funcionan bien.

  1. I’m on Fire”, Bat For Lashes

Si es usted un purista de Bruce Springsteen, sáltese ésta. Sólo Bat For Lashes podría hacer de una canción con tanta tensión sexual un llanto místico desolador. Esta es para escucharla con las luces apagadas.

Grado de melancolía: 6

Cover remedio: “Mr. Sandman”, Oranger.- The Chordettes siempre lo ponen a uno de buenas. Y le garantizo que con esta versión roquera se le van a escapar mínimo dos notas cantaditas.

  1. “House of the Rising Sun”, Lauren O’Connell

La canción no tiene un origen claro, pero la versión de The Animals fue la que la hizo famosa. No obstante, lo crudo de los arreglos de la artista independiente de youtube, Lauren O’Connell, es lo que la acaba de cocinar para disfrutar/sufrir de un rato de melancolía rústica. Su voz airosa te lleva a una escena de película de antaño. Evite escucharla a obscuras porque a veces da miedo.

Grado de melancolía: 6

Cover remedio: “Everyday”, Rogue Wave.- Prenda las luces y escuche a Buddy Holly.

  1. “Plain Gold Ring”, Kimbra

La canción habla de una sortija dorada que un hombre usaba para que todos supieran que pertenecía a alguien menos a ella. Si de por sí, la original de Nina Simone es desgarradora, la voz (a veces gritos) de Kimbra la convierten en un himno del corazón roto. Es para cantar en la regadera, si su regadera le da abrazos también.

Grado de melancolía: 8

Cover remedio: “At Last”, Leftover Cuties.- Cúrese del mal de amor con esta clásica melosa. 

  1. Unchained Melody”, She & Him

La primera versión es de 1955, del film “Unchained”, pero fue la de los Righteous Brothers la que la hizo ser una de las canciones más covereadas de la historia. Esta versión es parte del último álbum de covers de canciones clásicas (estadounidenses) de She & Him. El arreglo es similar al de la versión de Lykke Li, pero la voz de Zooey Deschanel la transforma en un lamento más amoroso. Es una canción para escuchar en el coche, mientras llueve y hay mucho tráfico y piensa usted en el/la que no fue.

Grado de melancolía: 9

Cover remedio: “Girls Just Wanna Have Fun”, STRFKR.- Baile y piense en Cyndi Lauper. Todo está bien.

  1. “You Are My Sunshine”, Leftover Cuties

En 1939, los Pine Ridge Boys escribieron la canción que más tarde se convertiría en una de las más sonadas en el country. Johnny Cash haría su propia versión más tarde y Elvis Presley la tocaría en su último cocnierto. En esta versión, Leftover Cuties la desnuda de su esencia country y la envuelve en una cobija de jazz digna de alguno de sus ritos melancólicos favoritos: ver ventanas, caminar largas distancias, meterse a la tina, o ver el techo.

Grado de melancolía: 4

Cover remedio: “Lollipop”, Ben Kweller.- Otra original de The Chordettes. Otro clásico para pensar en arcoiris dulces y cachorrillos de azúcar.

  1. Toxic”, Yael Naim

Ningún placer culposo había sido tan lúgubre como este. La cantante israelí, Yael Naim, transforma el placer culposo preferido por los millenials en una oda a lo obscuro. En esta versión del clásico de Britney Spears, el misticismo de la música y la voz (casi suspiros) de Yael Naim le inyectan a uno (perdone el juego de palabras) toxinas melancólicas que lo invitan a acostarse en el piso.

 

Grado de melancolía: 7

Cover remedio: “Like a Virgin”, Caught A Ghost.- Madonna.

  1. “Will You Still Love Me Tomorrow”, Lykke Li

Si lo que busca usted es llorar como si no hubiera un mañana, esta es la canción para usted. La cantante sueca, Lykke Li, autoproclamada novia de la tristeza”, hace del clásico de The Shirelles un llanto casi fúnebre al amor. Es triste y sombrío. Tenga chocolate cerca.

 

Grado de melancolía: 10

Cover remedio: “I Will Survive”, Cake.- No se preocupe, estamos en esto juntos. Y Gloria Gaynor también.

 

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s