Opinión: ¿Qué mantiene a un técnico en el banquillo de su club en el futbol mexicano?

Por: Pedro Alcántara – @diegoglvez1
Comunicación, 8° semestre

El fútbol mexicano se caracteriza por ser atractivo. A veces no es tan espectacular como en otros países, pero sí lo suficiente para ser considerado uno de los más vibrantes a nivel mundial.

Equipos como América, Chivas, Cruz Azul y Pumas hacen del balompié nacional uno con más “garra”, donde las aficiones juegan un papel muy importante. Incluso para mantener o no a un técnico en el banquillo, si les gusta o no la manera en la que el equipo se desempeña, la afición pesa.

Y es aquí donde uno se pregunta: ¿cuánto tiempo tiene un técnico para demostrar su capacidad en un equipo?

Quizá Chivas fue el que rompió con el molde, desde que Jorge Vergara asumió como máximo dueño: contabilizó al menos tres técnicos por torneo. Sin embargo, en otros clubes las situaciones sueles ser diferentes.

La guillotina de directores técnicos brilla afilada en el Clausura 2015 de la Liga Bancomer MX, y tras los despidos de Alfredo Tena en Monarcas Morelia, Carlos Barra de Monterrey e Ignacio Ambriz de Querétaro, los siguiente ejecutados parecen tener las horas contadas en sus respectivos equipos.

Luego de los partidos entre Morelia y Santos, América y Cruz Azul, así como León y Querétaro, habrá algunos técnicos que podrán dormir tranquilos para la siguiente jornada. Otros, sin embargo, tendrían que estar ya contando sus últimos minutos en ese club.

gustavo-matosas

Foto: Club América

 

Tomemos en cuenta primero a Gustavo Matosas, director técnico del América. Tras caer por goleada frente al Herediano de Costa Rica en la Liga de Campeones de la CONCACAF, así como en la liga frente a Veracruz, se cuestionó su futuro. El partido frente a Cruz Azul resultaba vital para el uruguayo.

América nunca ha sido visto como un equipo impaciente o intolerante con sus técnicos. No obstante, antes de Matosas, su situación fue complicada con el argentino Antonio Mohammed. Pese a haberlos llevado a conquistar su estrella número doce, dejó la institución porque a la afición no le gustaba el modo de jugar del equipo (o al menos eso fue lo que dijeron los directivos).

Cuando un técnico acumula una racha negativa, y el equipo no juega bien al fútbol, es cuando debería surgir esta incógnita que hasta ahora sigue sin resolverse.

Si bien no es de presumir, Chivas desfiló a varios técnicos en su banquillo, pero ninguno fue capaz de encontrar un buen funcionamiento de la mano de buenos resultados. Al menos hasta ahora, que al parecer con José de Manuel de la Torre lo ha logrado.

Foto: W.A.S. Cheer. Team [MX] (CC)

Foto: W.A.S. Cheer. Team [MX] (CC)

La capacidad de un técnico tendría que calcularse por resultados, pues aunque el funcionamiento tiene un rol muy importante, tampoco determina el futuro de un equipo.

Para ejemplo ahí está el de Mohammed, quien se fue no por malos resultados, sino por el mal funcionamiento. Pero lo hizo con un título en los hombros que la gente de América recordará por años.

Mientras Gustavo Matosas podrá dormir tranquilo pensando en su siguiente partido, Luis Fernando Tena, director técnico de Cruz Azul, deberá manejar su situación con más cuidado. Los aficionados del equipo celeste no terminan por acostumbrarse a la táctica del entrenador y a la manera en que se desenvuelven los jugadores en la cancha.

Desde su regreso a Cruz Azul en diciembre de 2013, a Tena se le ha cuestionado mucho su manera de juga. Pese al título en la Liga de Campeones de la Concacaf, situaciones como la que vivieron hace dos semanas (cuando la afición se metió hasta al entrenamiento para pedir su salida) podrían desembocar en el cuarto cese del Clausura 2015.

¿Por qué Tena no debería irse de Cruz Azul?

Una pregunta complicada pero fácil de responder: Cruz Azul tiene más de 15 años sin erigirse campeón de la liga mexicana. Su último título fue precisamente con el “Flaco” en el banquillo y es por eso que la directiva decidió traerlo de vuelta.

Al paso de doce jornadas en el presente torneo, Cruz Azul marcha quinto general, con altas posibilidad de colarse a la fiesta grande del fútbol mexicano a cinco jornadas de que acabe la fase regular. Un cambio de timón en la Máquina podría resultar desastroso.

Por su parte, Pedro Caixinha, director técnico de Santos, tiene poco crédito a su favor.

En lo que es su quinto torneo con los de Torreón, el portugués sólo puede presumir un título en Copa MX, una final perdida frente a Monterrey en la Liga de Campeones de la Concacaf, unos octavos de final de Copa Libertadores y haberse quedado siempre en las semifinales del torneo mexicano.

Con un nuevo proyecto en puerta basado en jugadores jóvenes, a Caixinha se le está acabando el tiempo en Torreón, pues el funcionamiento está lejos de ser el esperado, mientras que los resultados no lo han favorecido del todo. Al menos en esta campaña donde se ha mostrado con un Santos muy irregular.

Sin títulos, peleado con la afición y con un funcionamiento cada vez más pobre, el técnico lusitano podría estar viviendo su último torneo con Santos, aunque habrá que esperar a ver qué sucede en las próximas jornadas.

Caso parecido es el del argentino Juan Antonio Pizzi, técnico de León y quien llegara apenas en este torneo. No ha podido mantener a la Fiera con un funcionamiento óptimo y los resultados tampoco han llegado, por lo que los murmullos empiezan a hacerse presentes.

León arrancó un nuevo proyecto tras dos años exitosos de la mano de Gustavo Matosas: cuatro temporadas en donde lograron el ascenso a la primera división y un bicampeonato en la liga mexicana. Aunque a nivel continental no pudieron destacar, ni en Copa Libertadores, ni en liga de campeones de la CONCACAF.

Morelia no ha logrado encontrar al técnico que los haga despegar de nuevo. Tras el paso de Carlos Bustos, Ángel David Comizzo, José Guadalupe Cruz y Alfredo Tena en apenas dos torneos, Roberto Hernández deberá corregir el rumbo en la siguiente fecha o será el quinto técnico que desfile por el banquillo purépecha.

Hasta aquí y habiendo expuesto estos casos, sigue sin haber una explicación lógica a los motivos para despedir a un técnico en el fútbol mexicano. El funcionamiento, los resultados, la afición y el presente del equipo parecen ser los factores, pero ninguno funge como razón determinante para tomar esa decisión.

La guillotina está afilada en el Clausura 2015 y los favoritos para dejar a su club en las siguientes jornadas parecen ser Alfonso Sosa de Leones Negros, Juan Antonio Pizzi de León, Pedro Caixinha de Santos y Diego Alonso en Pachuca. Por resultados, por funcionamiento y alguno por la afición.

Foto de portada: Gary Denness (CC)

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s