A los hombres también les gusta Mi Pequeño Pony

Cayetana Moreno
Comunicación 8° semestre 

Cuando se menciona la franquicia infantil Mi Pequeño Pony, se piensa en niñas entre ocho a once años de edad  comprando y jugando con pequeños ponies de plástico,  pero no  en una  caricatura  feminista.

En el 2010, Hasbro decidió reinventar la franquicia y crear una nueva caricatura para promocionar la nueva línea de ponies. Bajo el mando de Lauren Faust como creadora de la serie, quien también produjo y escribió para caricaturas como Las Chicas Superpoderosas y Mansión Fóster  para amigos imaginarios, se creó Mi Pequeño Pony: La magia de la amistad.

MLPViendo la calidad de la mayoría de las caricaturas de niñas, parecería que ni a uno solo de los artistas les importa. Ni un diseñador, ni un artista de fondo, ni un animador. Unas de las producciones animadas de más costo para audiencias de chicas se pueden ver mejor, pero los personajes femeninos han sido tan homogenizado con “amabilidad” a la antigua que no tienen fallas y no se puede simpatizar con ellas.

Esto fue lo que declaró  Faust en un artículo para el sitio Ms. blog, y no solamente creó una caricatura que en efecto ha logrado romper ese estereotipo de las caricaturas para niñas,  pero lo hizo tan bien que la caricatura fue todo un éxito.

Mientras que los fandoms han existido desde antes del internet, es gracias a las redes que han crecido exponencialmente, puesto que ahora es mucho más facil la comunicación global. Pero  el que más  llama  la  atención  es  el de los  bronies, el  cuál  está  compuesto  por hombres  de  entre  13  y 40 años  fanáticos de Mi Pequeño Pony.

Iniciando en las entrañas del controvertido foro cibernético 4Chan–que publicó ilícitamente, por ejemplo, fotos de celebridades desnudas–miles de  hombres de todas edades se empezaron a interesar en esta caricatura de ponies coloridos y expresiones faciales muy exageradas que servían muy bien para memes.

Caputra  de pnatalla de  4Chan

Caputra de pantalla de 4Chan

Y, si hay algo que se puede hacer viral muy rápidamente, son los memes. Así fue cómo, de un board en 4chan, los bronies se convirtieron en un fenómeno cibernético al romper todas los estereotipos de género y convertirse en ávidos fans  de una caricatura para niñas.

Tienen documentales, convenciones, foros web, y todo un sitio dedicado exclusivamente a los más de sesenta mil fanfictions  que han escrito desde el 2010. Tienen sitios web dedicados exclusivamente  (Bronies for Good) para donar a fundaciones ¡Pero no nos quedemos con eso! Los bronies hacen canciones, al igual que animaciones en YouTube sobre el programa, entre ellos un episodio entero de 21 minutos realizado totalmente por fans y un video músical que algunos  dicen  tiene  una mejor animación que la serie misma.

 

 

Pero, ¿qué tiene este programa que atrae a esta demografía tan diferenteSilver_Mirror46, un usuario del foro MLP Arena  que existía previo a la nueva caricatura, opina que tiene que ver con el estereotipo que hay sobre los geeks o las personas que pasan su tiempo en el internet.

Lauren Faust tenía la intención de hacer algo diferente con el programa, y eso incluía la recepción que este tendría con adultos, lo cual probablemente tuvo que ver con el interés de los bronies. Como dice Silver_Mirror46, “otro detalle a considerar es que la creadora del show ha dicho públicamente que el show está trabajado para que cualquier hombre se pueda sentar a ver el programa con su hija sin querer sacarse los ojos” .

En muchos casos, esta es la reacción inicial a la que se han enfrentado cuando admiten que les gusta el programa, al grado que intentan masculinizar al programa de algún modo para que sea ‘aceptable’ ver el programa. El seudónimo en sí es una combinación de bro (hermano) y pony.

MLP1

“Pero no solamente es hacía MLP, pero hacía todo tipo de caricatura,” dice una alumna  de Diseño Interactivo de sexto semestre de la Ibero en referencia al sentimiento de pena por admitir que le gusta Mi Pequeño Pony. “Es tener que justificar las caricaturas para que sea ‘aceptable’ que te guste. Que por ser algo para ‘chiquitos’, entonces no te debería gustar. Aún siendo niña, no me salvo que me vean con cara de ‘que onda con tu vida’ por decir que me gusta mucho Mi Pequeño Pony”.

¿Por qué debería dar pena admitir que un adulto le puede gustar un programa infantil? Hoy en día, en donde las caricaturas se están volviendo más complejas y con humor más inteligente, ¿por qué se les considera inferior o menos? ¿No son adultos los que escriben los guiones?

Anuncios

Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s